Ver resumen Ocultar resumen

Lo ha desvelado The Wall Street Journal. Neverland, el rancho de los horrores de Michael Jackson, se ha vendido a precio de saldo. Un sueño transformado en pesadilla, parque de atracciones, zoológico y delirio de una estrella del pop cuyo talento fue tan mayúsculo como su lado oscuro. El caso es que Neverland no encontraba quien comprase sus encantos circenses y por ello se ha rebajado su precio a una cantidad millonaria pero irrisoria si tenemos en cuenta que se trata de una propiedad de 1.1000 hectáreas con instalaciones de súperlujo.

Ver resumen Ocultar resumen

Será el espíritu navideño o lo que fuere pero el caso es que, en las últimas horas, Juan Carlos Girauta ha tenido un par de momentos ausentes de iracundia. Diremos más: Girauta se ha autoparodiado con su meme recurrente y ello es digno de aplauso.

Lo ha hecho tomando como motivo la ya famosa imagen de las vacunas llegando a España con el obvio logo en la caja de Gobierno de España (que no es lo mismo que si hubieran puesto la pegatina con los rostros de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias).

Ver resumen Ocultar resumen

La Gran Vía de Madrid vacía

Ver resumen Ocultar resumen

La Nochebuena se viene, la Nochebuena se va y nosotros nos iremos y no volveremos más. Causa aprensión esa estrofa del villancico clásico pero asumamos (y cuánto) que la vida es así, hay quien viene y hay quien se va, hay gente que sale en la tele y todo el mundo dice que es la estrella del año y gente que ya no sale o que brilla menos. Toca hacer balance y, sin desmerecer a Ferreras (que sigue fuerte), admitamos que Vicente Vallés se ha convertido en el personaje televisivo de 2020.

Ver resumen Ocultar resumen

Bueno, en realidad ha sido Sara quien ha hecho la incómoda aunque necesaria pregunta. 

En un año en el que la calidad del contenido televisivo, especialmente en España, ha sido sobresaliente, no conviene olvidar los bien denominados truños que mucha gente se ha tragado, sin saber el motivo real. 

Ojo, que para gustos, colores; y para variedad, las series. 

Ver resumen Ocultar resumen

¿Billy qué? Vale, si eres millennial o posterior quizá no sepas de grandes comedias menores como Cuando Harry encontró a Sallty, Cowboys de ciudad u Olvídate de París. Bueno, habrá quien coloque Cuando Harry encontró a Sally en otra categoría superior. Quizás. A ver. Estamos hablando de películas que han envejecido regular pero siguen teniendo un encanto especial.

Ver resumen Ocultar resumen

No todo va a ser la crítica feroz a Mank y Hillbilly Elegy o denunciar la insoportable levedad del fascismo que, a veces, destila Pablo Motos. El espíritu navideño nos conduce al lado luminoso de la existencia así que constatemos que hay cosas buenas en la vida.

Ver resumen Ocultar resumen

En la primera década del siglo XX empezó a fraguarse lo que es hoy la Edad de Oro de las series. Allí comenzó todo. Un nuevo lenguaje (shakesperiano, folletinesco, adulto, repleto de alardes de guión y trucos de toda clase) se fue forjando de Los Soprano en adelante.

Ver resumen Ocultar resumen

Vale, es Navidad. Pero ello no nos obliga a releer el cuento de Dickens todos los días de Dios y, en todo caso, recuperaremos Plácido de Berlanga, que es nuestro ¡Qué bello es vivir! pero a la inversa, con toda la negrura que en Capra era optimismo.

Pero a lo que vamos.

¿Qué ver este finde de manta y sofá?

Ver resumen Ocultar resumen

La vida sigue igual (como cantaba Julio Iglesias) cuando se trata de Televisión Española y la Navidad. Hubo un tiempo en que Pilar Miró escandalizaba a las familias de colegio concertado que antes de ir a la misa del Gallo miraban la tele y veían a Gurruchaga tirándose pedos y sonaba La Internacional con timbre de saxo. Pero aquellos especiales navideños cesaron igual que dimitiera aquella directora del Ente Público por una minucia de gastos sin justificar absolutamente risible en tiempos de tarjetas black, gürteles y otras inmundicias.

Páginas