Y la humillación se hizo arte en 'Sálvame'

Resulta curioso comparar las tardes de Antena 3 y Telecinco

Mientras el canal de Atresmedia apuesta por la ficción nacional de calidad y los concursos familiares, en la cadena de Fuencarral redoblan su órdago en Sálvame con más meta información y, en los últimos días, una ración extra de humillación a sus colaboradores. 

Y es que, desde hace más tiempo del que al propio programa le gustaría, son los colaboradores los protagonistas de los temas del día, algo que acaba desgastando a cualquiera. Le pregunten a Chelo García Cortés quien, a sus 68 años, está aguantando lo que no ha aguantado en su vida por un salario a fin de mes

La colaboradora ha sido protagonista de la nueva sección de Sálvame, llamada ¡Quiero dinero! Una sección cuyo título no engaña: el programa le propone varios retos y ,si Chelo García Cortés los acepta y los supera, gana dinero. La mecánica parece sencilla pero también lo parecía en las pruebas que Jigsaw proponía en la saga Saw

ADEMÁS: La gran transformación de Paz Padilla

Así, la colaboradora ha ido superando pruenas durante los últimos cinco días de emisión. Desde quedarse en ropa interior a meter la cabeza en una urna con cucarachas, pasando por la última barrabasada que fue ponerle un piercing en la nariz. Una experiencia más dolorosa de lo que Chelo García Cortés esperaba. Ahora, iba a quedar en nada con la que se le venía encima

Con 25.000 euros acumulados, el sexto día de ¡Quiero dinero! comenzaba con una pregunta concreta para Chelo García Cortés: "¿Has grabado alguna escena privada entre Bárbara Rey y El Rey?", le preguntaron. Su respuesta fue rotunda y creíble: "No, en mi vida he hecho una grabación y tampoco se me pidió en su día". Prueba superada. Pero no era la última del día. 

La prueba que hizo estallara a Chelo García Cortés era, a priori, la más sencilla: mostrar su saldo bancario públicamente. Sencilla en la ejecución pero con unas evidentes consecuencias. Obviamente (o no tan obvio), se ha negado. 

"Hasta aquí hemos llegado. Me puedo desnudar pero mis aplicaciones bancarias... Mi dignidad está por encima. Me retiro. Me estáis pidiendo tanto. Lo he dado todo, tengo aguante y puedo sufrir un dolor pero esto..."

ADEMÁS: El increíble cambio de Terelu Campos

Lo que ocurrió después es digno de una película de terror psicológico. Por un lado, Paz Padilla sí vio el saldo de las cuentas y se puso a llorar. Por otro lado, 'compañeros' como Kiko Hernández, Antonio David Flores o Mila Ximénez la animaban a seguir. Para colmo, Bárbara Rey y José Manuel Parada también llamaban en directo para que siguiera jugando. 

Ojo, enseñar su saldo bancario le reportaba 400 euros, que nadie piense que se iba a forrar. Pero Chelo García Cortés, entre lágrimas, cerraba los que han podido ser cinco días más humillantes de su vida. Cinco día que ha vendido a 5.000 euros día. 

La pregunta es: ¿y ahora qué? 

Pues ahora, como siempre en Telecinco, pasa el siguiente: Antonio David Flores. 

Y así desde hace años. 

Fotos y vídeos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Amor y política no parecen complementar bien en el programa

Ver resumen Ocultar resumen

En la batalla por la audiencia, cuando Antena 3 creía tener ganado el mes de febrero, llegó la tercera edición de La isla de las tentaciones y arrasó en su estreno con un 25'4% que coloca las espadas en alto y a ver qué pasa. Y encima Jorge Javier haciendo lo suyo para ganar audiencia. Pero a lo que vamos: ¿por qué gusta tanto La isla de las tentaciones?

Bueno.

¿Hay que explicarlo?

Páginas