Terror en la grada de 'Pasapalabra'

Que el cambio de canal le ha sentado de maravilla a Pasapalabra, es un hecho. 

Que a Roberto Leal le sienta de maravilla el formato, no así el juntarse con infectados de coronavirus, también lo es. 

Ahora, lo que también es innegable es que los responsables del público son auténticos agentes del caos que alucinaron con el Joker de Joaquin Phoenix. De no ser así, no se entiende el aspecto de psicópatas que tienen los espectadores que acuden al plató, con las mascarillas que les han dado. 

Para guardar la distancia social en la grada, Pasapalabra tuvo la genial idea de poner figuras de cartón piedra de los presentadores de los concursos de la tarde de Antena 3. Ideaza y, además, en posturas cachondas. Nuestros dieses. 

ADEMÁS: ¿Quién es mayor: Ester Expósito o Aitana? El gran juego de las edades

Ahora, lo de poner mascarillas con sonrisas de oreja a oreja, literal, a la gente del público, da más miedo que alegría

Sonrisas dignas de Twisty, el payaso de American Horror Story, o el legendario Joker de Heath Ledger. Lógico que nadie consiga terminar el rosco últimamente, sabiendo que estás a escasos metros de una banda de psicópatas. 

Obviamente, los tuiteros se han percatado del asunto y, como era de esperar, lo han comentado y han hecho las chanzas pertinentes. No se esperaba menos. 

Lo mejor es que, a pesar de los comentarios, en Pasapalabra no se bajan de la burra y mantienen las mascarillas en la grada. Lógicamente, dirá que si algo funciona, y el concurso va como un tiro, no hay que tocarlo, por lo que esas mascarillas creepy van a estar ahí hasta que no tengan dientes, pues el programa no apunta a desfallecer a corto o medio plazo. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

El humor de Malacara es ya un clásico de Twitter al que hay que acudir para desintoxicarse del mal rollo que suele cundir en la red social del pajarito. O sea, Malacara no renuncia a la crítica social y el debate político pero siempre desde la risa y sin la acritud cercana al insulto de tanta opinión tuitera.

De hecho, Malacara ha resumido a la perfección la obsesión de ciertos informativos por Unidas Podemos en general y Pablo Iglesias en particular.

Aplausos, Neurona, niñera y otros elementos reales o imaginarios suelen formar parte de las escaletas.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de opinar continuamente sobre todas las cuestiones habidas y por haber es algo muy de estos tiempos y no digamos en Twitter. También es algo muy español. De hecho, hay una cita que lo mismo se atribuye a Azaña que a Machado y dice: "Si los españoles hablásemos sólo de lo que sabemos, se produciría un inmenso silencio que podríamos aprovechar para el estudio". Esa nos gusta. Y también otra de Azaña: "En España, si quieres guardar un secreto, lo mejor es escribirlo en un libro".

Pero a lo que vamos.

Ver resumen Ocultar resumen

Anunció Julia Otero un cáncer que la retirará temporalmente de las ondas y se ha desatado el cariño de colegas y gente de a pie, oyentes y no oyentes. A Julia Otero se la quiere. Gemma Nierga ha hecho una confesión. Referida a la condicion de icono que Julia Otero posee.

Porque Julia Otero fue modernidad en estado puro.

Y lo sigue siendo (ojo).

Pero atención a lo dicho por Gemma Nierga.

Páginas