Steven Seagal, duro de matar pero no tanto como de pagar impuestos

¿Qué Steven Seagal eres hoy

Esa puede ser la pregunta que el veterano actor se hace a sí mismo en el espejo cada mañana. 

Por un lado, el actor puede sacar su lado patriota y seguir, por ejemplo, dando clase a funcionarios USA para que mejoren sus técnicas de combate, incluso ayudando a la policía de calle. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Feels so good to be with you guys! 

Una publicación compartida de Steven Seagal (@seagalofficial) el

Por otro, Steven Seagal tiene la opción de cogerse su legendaria coletilla y hacer el mal. Parece que esta última opción es la que ha elegido en varias ocasiones. Y en una de ellas, le va a salir por un dineral. En concreto, 314.000 dólares, tal y como recoge The Hollywood Reporter

ADEMÁS: "Me enseñó un arma": Julianna Margulies acusa a Steven Seagal

Esa es la multa que tendrá que afrontar por anunciar bitcoins de forma ilegal y ser pillado por la SEC, Securities and Exchange Commission. 

Todo ha ocurrido en redes sociales, donde el actor promocionó la criptomoneda B2G Bitcoiin2Gen, presentándose a sí mismo como "Maestro Zen Steven Seagal". La multa, aunque pudiera ser, no ha venido por esa presentación, sino porque el actor omitió decir que dicha campaña era promocionada, además de especificar cuánto beneficio le ha reportado. 

Y ojo, Steven Seagal estará más visto que el hilo negro, pero se ha llevado un pastizal por esta campaña. Han sido 250.000 dólares en efectivo, a los que sumar otros 750.000 dólares en criptomonedas B2G. Es decir, un millón de dólares, a los que ahora hay que descontar 314.000 de la multa. Siguen saliendo las cuentas. 

ADEMÁS: Steven Seagal se convierte en uno de los hombres de Vladimir Putin

La multa se divivide en dos pagos de 157.000 dólares. Uno en concepto de multa, y otro por la cantidad que recibió y que, en este caso, debe sumar los intereses. Por otro lado, Steven Seagal deberá permanecer tres años sin anunciar productos financieros. Visto lo visto, no parece que eso vaya a ser un problema. 

Fotos: Gtres