Si yo fuera rico: una comedia ¿para reir o para llorar?

Típico humor español con personajes imperfectos y caras muy conocidas y carismáticas y un montón de bromas un poco pasadas de época. Así puede resumirse Si yo fuera rico.

Si te quieres echar unas risas y tu serie favorita de la televisión es La que se avecina, esta es tu película; si estás cansado o cansada de un cierto tipo de humor español, no lo es.

Esta comedia relata la historia de un hombre desafortunado y con problemas económicos al que de repente le toca la lotería y se convierte en multimillonario. Y quiere ocultarlo a sus amigos y, sobre todo, a su inminente ex esposa porque (toma tópico machista) las mujeres ya se sabe, se vuelven locas por el dinero de un hombre.

En el reparto: Álex García, Alexandra Jiménez, Paula Echevarría, Adrián Lastra, Franky MartínDiego Martín, Isabel Ordaz y Jordi Sánchez entre otros rostros. 

alex-garcia-e-isabel-ordaz-en-'si-yo-fuera-rico'

Álvaro Fernández Armero seguramente lo conozcas por sus estupendas comedias generacionales de los 90:  Nada en la nevera (1998) o Todo es mentira (1994). O, si eres millennial, por series (también de humor) como Allí abajo, con María León, o Vergüenza, protagonizada por Javier Gutiérrez

Si yo fuera rico quiere parecerse a una comedia de Hollywood pero acaba asemejándose a Villaviciosa de al lado. Aunque en lo argumental tiene semejanzas con El Billete Ganador (2010), película en la el personaje del actor y rapero Bow Wow (The Fast & the Furious: Tokyo Drift) gana la lotería y tiene que mantener junto a su madre el secreto hasta que puedan reclamar el premio.

Humor problemático

No te metas con el gordo de clase (ni con nadie si puede ser). Este es un consejo gratis para los guionistas de comedia.

Lo decimos por el siguiente contenido que aparece en Si yo fuera ricoEl Mantecas es el mote con el que carga el personaje del actor Diego Martín y en numerosas ocasiones se hacen comentarios despectivos sobre su sobrepeso para lograr el divertimiento y risa del espectador. Estamos en el año 2019 y creo que ya no hacen mucha gracia estas cosas pero parece que, a algunas personas ,sí. 

reparto-de-'si-yo-fuera-rico'

En la película se recalca mucho este aspecto sobre el personaje. En el instituto tenía más peso, tanto que retumbaba el suelo cada vez que andaba, y ahora es todo un deportista pero le siguen recordando que fue gordo. Ahí queda ese detalle del tipo de humor que se ofrece en Si yo fuera rico.

En conclusión

Si yo fuera rico es una película de humor pasado ya de moda. Es cierto que la película está rodada correctamente y que actores y actrices hacen bien su trabajo. De hecho, el esfuerzo interpretativo del elenco salva (en parte) la película. La música mola bastante y las localizaciones resultan atractivas.

barbara-santa-cruz-en-'si-yo-fuera-rico'

El problema reside en ciertos planteamientos del guión, en ciertas bromas que ya no hacen gracia. O, mejor dicho, que ya no me hacen gracia a mí porque seguramente habrá un público al que Si yo fuera rico le hará disfrutar. Hay gente para todo.

OLIVIA BRAVO

ADEMÁS: Películas españolas que (de tan malas) son buenas

Ver resumen Ocultar resumen

Su nombre está inscrito con mayúsculas en la historia del cine porque fue su pluma la que contribuyó a fortalecer los guiones de obras maestras como Belle de Jour, El fantasma de la libertad, El discreto encanto de la burguesía, Ese oscuro objeto de deseo o La Vía Láctea. Películas todas ellas dirigidas por Luis Buñuel y buñuelescas en cuanto a espíritu pero con el toque Jean-Claude Carrière, escritor, literato y amigo del genio de Calanda.

Ver resumen Ocultar resumen

He leído sobre Malcolm & Marie (largometraje estrenado en Netflix este fin de semana) que es una mala película con una gran interpretación, la de Zendaya. Discrepo de ambas afirmaciones. La película no es tan mala  ni la interpretación de Zendaya tan buena. Y John David Washington, el 50% del elenco, hace un formidable trabajo. Excesivo como requiere el excesivo guión. 

Asi que, finalmente, ¿qué tenemos?

Ver resumen Ocultar resumen

Hace 20 años, allá por 2001, se estrenaron títulos como The Mexican, Training Day, Pearl Harbour, Vanilla Sky... No fue una cosecha cinematográficamente excelsa. Salvo excepciones (vale, Training Day mola). Refulgió, en medio tanta película mediana, Mullholand Drive de David Lynch, perturbadora obra maestra. Y luego, en España, triunfó en las taquillas Lucía y el sexo, que fue aplaudida por una crítica rendida al Julio Médem que había desplegado su talento en Vacas o La ardilla roja.

Páginas