Series para seguir soñando con la revolución

Han estrenado en Netflix la estupenda El juicio de los siete de Chicago, película en la que Aaron Sorkin (celebérrimo creador de El ala oeste de la Casa Blanca) vuelve a exhibir su musculado optimismo de demócrata de izquierdas que todavía, y pese a Trump, cree en el sistema.

Viendo escenas de El juicio de los siete de Chicago dan ganas de hacer la revolución.

Porque, a veces, el progresismo triunfa.

¿No?

O, como mínimo, se puede pelear por su futuro triunfo.

¿Y qué serie ver (además de la peli de Sorkin) para insuflarnos ánimos revolucionarios?

Pues aquí van algunas.

1. The Vietnam War (Netflix)

jane-fonda-protesting-in-rome-on-march-8,-1972

Todo está en los años 60 del pasado siglo XX, como bien supo Oliver Stone (y lo expresó en JFK, Nacido el 4 de julio o Platoon) y casi todo está en la guerra de Vietnam, a la que en Netflix hacen hueco mediante un documental de diez capítulos monumentales. Dirigido por Ken Burns y Lynn Novick y narrado por Peter Coyote, resulta absolutamente fascinante el momento dedicado a recordar cuando Jane Fonda era Hanoi Jane por su apoyo al vietcong y rechazo a la intervención estadounidense en el país asiático. 

2. Hunters (Amazon Prime)

¿Una serie sobre cazadores de nazis en el Nueva York decrépito y convulso de los 70? Mola. Y si está Al Pacino mejor que mejor. Un entretenimiento que muestra las ventajas de la acción directa contra el fascismo violento. Es verdad que a cierta crítica no le convenció pero aquí somos partidarias de esta serie.

3. 1992 (Movistar)

El modo en que empezó todo a derrumbarse, los orígenes del berlusconismo político, antesala de los populismo de corte fascista que tienen a Salvini y Trump entre sus principales líderes. La serie resulta molesta en su fondo nihilista pero, a la vez, cada pequeña victoria sobre los corruptos nos reconforta y nos decimos que sí, que merece la pena pelear contra esa lacra que es la oligarquía eterna. Se ganan batallas, caramba. Y la serie resulta excepcional.

4. La casa de papel (Netflix)

Porque es una serie muy buena y tiene un subtexto anticapitalista para todos los públicos y recuperó para las masas ese bello himno partisano que es Bella Ciao. La casa de papel sube la mora indefectiblemente. Hay que verla e, incluso, volver a verla.

5. La revolución (Netflix)

La crítica francesa ha puesto esta serie a caldo pero, en fin, se trata de contar la Revolución Francesa con zombis y... bueno... ¿por qué no? Siempre resulta estimulante toda revuelta y si hay terror y fantasía de por medio, pues allá vamos. Un producto para quien quiera correr riesgos.

Y, por ahora, eso es todo.

Seguiremos buscando series para que las banderas de la revolución continúen ondeando.

Que apetece en más de una ocasión, caramba.

ADEMÁS: 7 películas marxistas (e incluso leninistas)

 

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha publicado a lo largo de esta semana profusamente la posibilidad de que David Lynch vuelva a dirigir y lo haga para Netflix. No sería raro. Netflix maneja una política de libertad total para los grandes creadores (véase Martin Scorsese con El irlandés) y ello podría convenir a un David Lynch siempre al filo de la navaja, haciendo sus cosas raras y provocando entusiasmos e iras a partes iguales.

Ver resumen Ocultar resumen

Por un lado, tenemos a Dua Lipa, una de las cantantes más famosas y reconocidas de los últimos años en todo el mundo. 

Por otro lado, tenemos a Yvonne Strahovski, archiconocida por su papel como Serena Joy en El Cuento de la Criada. 

Las dos celebrities se han conocido en una videollamada y éste sería el momento de preguntar cuál de las dos se ha quedado en shock. Obviamente, sería perder el tiempo, pues el titular de ha optado por dar esa información, aparcando en todo momento la opción del clickbait. 

Páginas