Ver resumen Ocultar resumen

La pregunta es directa e indirecta a la vez, pero muy complicada de responder. 

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, define mujerzuela como mujer de poca estimación, mujer perdida y de mala vida. 

Ahora, del masculino, ni palabra. 

Ver resumen Ocultar resumen

Rourke acusa a de Niro de vetarle en 'El Irlandés'

Ver resumen Ocultar resumen

Su abogada ha sido muy clara: "Tendrá suerte si este año gana 7,5 millones de dólares"

Ver resumen Ocultar resumen

Fue un cine pasoliniano pero con persecuciones de coches, crudo y con una vocación documental que se colaba por los márgenes de cada plano, en los paisajes urbanos repletos de chabolas, billares y calles sucias con pintadas pidiendo (aún) la amnistía.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha muerto Ennio Morricone, leyenda de la música cinematográfica y autor de un sinfín de bandas sonoras memorables. ¿Las recuerdas? Seguro que sí. Muchas de ellas resultan evocadoras y nos transportan a días de cine de otros tiempos, cuando disfrutábamos de una primer sesión con olor a palomitas. También puede que hayas visto en la tele alguna de las películas a las que Morricone puso música.

Cuando la banda sonora era de Ennio Morricone significaba que la música iba a poseer una importancia especial en la película.

Ver resumen Ocultar resumen

Un hilo expone los riesgos que corre el actor para que sus escenas de acción sean espectaculares

Ver resumen Ocultar resumen

El escritor tiene claro cuál es el suyo, aunque valora mucho al segundo en su lista

Ver resumen Ocultar resumen

El sexo en Hollywood está demodé. Es un hecho. Quien quiere ver sexo en cualquiera de sus variantes, tiene millones de formas de encontrarlo en Internet.

Así las cosas, a la hora de rodar una escena subida de tono en una película, tienes dos opciones. O bien la afrontas de una forma original, que sea completamente distinta a lo visto hasta ahora y pasas a la historia de Hollywood. Véase 9 Semanas y Media o Crash. O bien, optas por dar a la escena de turno el tono chanante que la mayoría de directores no se atreven a dar. 

Páginas