Se gastan una fortuna para ser como Brad Pitt y acaban siendo como Sergio Ramos

A mal tiempo, buena cara. Eso es lo que debieron pensar los gemelos Matt y Mike Schlepp

Los dos hermanos, nada contentos con lo que les había tocado por genética, decidieron someterse a una drástica cirugía plástica para que su cara se pareciera a la de Brad Pitt. 

Ni cortos ni perezosos, a sus 21 años, se gastaron más de 20.000 dólares (unos 15.000 euros) en reconstruirse la cara, con el objetivo de parecerse al guapo actor norteamericano. 

los-clones-de-sergio-ramos-estan-encantados-con-su-nueva-cara

ADEMÁS: De Caitlyn Jenner a Sylvester Stallone: asín han cambiado (cirugía mediante)

No fue fácil. Tal y como cuentan los dos hermanos al Daily Mail, soportaron dolores durante meses. Y es que si Mike se operó la nariz, mejilla, mandíbula y barbilla, su hermano Matt no se quedó atrás. Rinoplastia e implante de mentón para lograr ser algo más guapo. 

Eso sí, al final, este cambio de imagen, recogido por el programa de MTV I want a famous face, no ha resultado como esperaban

el-aspecto-de-los-dos-gemelos-schlepp-ha-mejorado-notablemente

ADEMÁS: Cesc Fábregas y otros futbolistas adictos a la cirugía estética

Y es que ni uno ni otro se parecen, lo más mínimo, a Brad Pitt. De hecho, se han quedado bastante lejos del actor. ¿A qué altura? A la altura de Sergio Ramos. No obstante, parece que a ellos les vale. 

"Ha valido la pena. Lo haría diez veces más. Definitivamente, me ha ayudado a tener más chicas", asegura Matt. "El cambio ha sido tan dramático que mis ex novias me decían que querían llorar. Si eso no te hace sentir bien, entonces, ¿qué?", añade. 

Por su parte, Mike afirma que "nunca estuve tan contento como ahora. Estoy en la cima del mundo con estas pequeñas modificaciones". Y es que, por si alguien lo dudaba, ése era el objetivo desde un principio. Meses de sufrimiento para conseguir ligar más. Bienvenidos al siglo XXI. 

Fotos: MTV y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Están aquellos concursantes que cerraron el capítulo de la fama y rehicieron su vida como la de cualquiera, con sus vaivenes y sus aburrimientos y sus angustias y su estreñimiento o diarrea, según toque. O sea, la existencia de toda persona humana (que diría un cura de la Conferencia Episcopal) y, por ejemplo, irse a vivir a Málaga y olvidar que saliste en la primera edición de Gran Hermano gritando "¡quién me pone la pierna encima para que no levante cabeza! ¡QUIÉN!".

Ver resumen Ocultar resumen

Decía Karina, con su famoso 'Baúl de los recuerdos', que cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Uuuuhhh. Y razón no le faltaba, pero con matices. Sobre todo en lo que a televisión se refiere. 

Y nada como poner un ejemplo para reforzar esta afirmación. Un ejemplo para el que no hará falta echar la vista demasiado atrás. Tan sólo habrá que viajar a la primera décadas del siglo. Los añorados 2000. 

Ver resumen Ocultar resumen

No cesa la fuga de anunciantes que abandonan Gran Hermano por el caso Carlota Prada, la concursante que denunció haber sido violada en 2017 sin que los responsables del programa hicieran nada. Y Mediaset ha lanzado un comunicado en el que habla de "campaña de desprestigio".  Una campaña que, según la cadena que dirige Paolo Vasile, tiene culpables.

Páginas