¿Reconoces a esta presentadora? No es muy difícil

"Long time ago... Cosas que te encuentras al abrir el baúl de los recuerdos". 

No, la joven de la foto no es Karina, sino Anna Simón quien, al parecer, tiene un baúl de los recuerdos cargadito de fotos que, poco a poco, va compartiendo en redes sociales, para deleite de todo el que cae en ellas. 

Colaboradora de Zapeando desde 2014, la barcelonesa es uno de los rostros más conocidos de Atresmedia, por lo que no resulta complicado reconocer ese rostro en Instagram, por mucho que hayan pasado los años. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

Long time ago... Cosas que te encuentras al abrir el baúl de los recuerdos

Una publicación compartida de Anna Simon Marí (@annasimonmari) el

Años que, dicho sea de paso, no especifica. Tampoco está mal que cuando alguien conocido comparte una foto antigua, deje algo a la imaginación. En este caso, la edad de una jovencita Anna Simón que, en la foto, está a medio camino entre Gisela y Patricia Conde. 

ADEMÁS: ¿Reconoces a esta espectacular presentadora en 1992?

La realidad es que hayan pasado 10, 15 o 20 años desde esa foto, Anna Simón está igual o mejor ahora. Y a los comentarios hay que remitirse. No hay comentario malo y, pese a la comparación anterior, los más de 200 comentarios que le han dejado en la foto a Anna Simón, la comparan en su mayoría con Harley Quinn y con Margot Robbie. 

Tampoco está mal la comparación. 

 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 

me & mini m #iambaby #tiktok

Una publicación compartida de Anna Simon Marí (@annasimonmari) el

Sea como sea, queda claro que a Instagram y sus usuarios les encanta esto de adivinar el año y bucear en el pasado de los famosos. Bueno, en el de algunos. 

Fotos: Instagram 

Ver resumen Ocultar resumen

Hay una campaña intensísima que llama al voto en Estados Unidos para dirimir la batalla Trump-Biden. Y, generalmente, quien impulsa el voto (que puede adelantarse ya mismo aunque las elecciones sean en noviembre) suele inclinarse por un desalojo ordenado de quien ha ocupado la Casa Blanca durante los últimos cuatro años.

Trump ganó, entre otras cosas, gracias a la abstención de votantes demócratas progresistas que veían a Hillary Clinton demasiado escorada a la derecha.

Y la pesadilla se hizo realidad.

Páginas