¿Qué cambiaría Nadal de España ahora mismo? "No te lo puedo decir"

Que Rafa Nadal acuda a un programa como El Hormiguero, siempre es motivo de celebración. 

No sólo es uno de los mejores tenistas de la historia, sino uno de los mejores deportistas de la historia, a pesar de lo cual, no se prodiga demasiado en los medios. Y claro, cuando suena la flauta, se analiza todo lo que dice durante la entrevista. O, como ha pasado en el caso que nos ocupa, lo que no dice. 

Tras un extenso encuentro con Pablo Motos, el presentador le ha lanzado a Rafa Nadal una última pregunta con truco. Y es que, aprovechando la presencia de todo un Rafa Nadal, cómo no tocar el tema político, aunque sea sin tocar el tema político. Sobre todo, sabiendo que la respuesta o la no respuesta del mallorquín iba a gustar a quien tenía que gustar. 

ADEMÁS: Estrellas que tuvieron dificultades financieras

"Si tú pudieses cambiar algo de España, en este momento, para el bien de todos, ¿qué cambiarías?", ha sido la pregunta, nada dirigida, de Pablo Motos. 

La no respuesta de Rafa Nadal no ha podido ser más clara: "No te lo puedo decir". Y a continuación, risas, aplausos y choque de codo entre presentador e invitado. 

La réplica de Pablo Motos ha dejado claro que eso, precisamente, es lo que quería oír: "Está todo dicho". Le ha faltado parafrasear al legendario Hannibal Smith con su "Me encanta que los planes salgan bien". 

ADEMÁS: La vida oculta de Pablo Motos

Es más, no hay más que buscar Rafa Nadal en Twitter para comprobar qué facción política está celebrando la respuesta más que si el tenista hubiera ganado Wimbledon. 

Horas antes de ir a divertirse a El Hormiguero, Rafa Nadal había recibido la Gra Cruz de la Orden del 2 de Mayo de la Comunidad de Madrid, de manos de Isabel Díaz Ayuso. 

Día completo para entrenar el drive de derecha. 

Fotos: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización nos conduce a lugares donde es imposible cualquier discusión sosegada. "¡Fascista!". "No, fascista tú, y además cabrón!". Ese es el nivel. Y en Twitter el mal tono se eleva a la enésima potencia. Sin embargo, de vez en cuando hay reflexiones que merece la pena leer. Es lo que ha sucedido con Marwan, que en un larguísimo hilo (no exento de autoironía en un humorístico giro final) ha explicado las contradicciones que conlleva defender la libertad de expresión, el derecho a manifestarse y otros asuntos.

Por ejemplo, el de la violencia policial.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid con un adoquín en la mano ha dado lugar a memes y comentarios de toda clase y condición. Naturalmente, se ha señalado el copyright de tan ostentoso gesto político: el gran Albert Rivera, que antes de llevar a su partido a la ruinita salió con un pedrusco en la mano para agitar las aguas de un debate entre candidatos que le miraron entre la perplejidad y el cachondeo.

Ver resumen Ocultar resumen

Y no sólo a Toni Cantó. La derecha patria estaba en Twitter exultante porque en el programa más visto de Antena 3, un espacio infantil en el que primero se opina de políitca y luego hay experimentos del QUIMICEFA, Carlos Alsina disparó crítica tras crítica contra Pablo Iglesias. 

Pero a lo que vamos.

Fue a divertirse a El Hormiguero el mismísimo Carlos Alsina.

Y Pablo Motos, como quien no quiere la cosa, le dio carrete para que pusiese a caldo a Podemos.

Lo previsible. Toni Cantó disfrutó como un niño con la velada.

Páginas