Pumuky, el dibujo animado alemán de irresistible canción

Lo mejor de Pumuky, admitámoslo, era la sintonía, una canción que las niñas y niños de hace varias glaciaciones se aprendieron de pe a pa. "Olé/ olá/ el duende acaba de llegar/ olé / olá/ Pumuki es colosal". Qué recuerdos para quien lo recuerde. Si usted es millennial o posterior, sepa que Pumuky fue una serie de animación que se emitió en España en los años 80 y que estaba facturada en Alemania, lo cual resulta raro porque no ha abundando la producción alemana de dibujos animados pero ahí queda eso.

Pumuky era un duende animado que interactuaba con actores y actrices de carne y hueso.

Su origen está en la cultura popular bávara.

Y, de hecho, su origen bávaro puede apreciarse en ciertas incorrecciones políticas como que salgan adultos dándole a la cerveza e, incluso, en estado de evidente embriaguez. Al propio Pumuky le gusta la cervecita. Dicen en la Wikipedia que no resultaba raro a nadie en la Alemania de los 70 y 80 tal cosa porque allí se daba un sorbito de cerveza a las niñas y niños, para que fuesen aprendiendo.

Sea como fuere, escuchen la canción de Pumuky en su alemán original y disfruten.

Pumuky comenzó en Alemania como una novela radiofónica y luego vino esta exitosa serie. Su creador se llama Ellis Kaut.

Ha habido, además, tres películas y un musical sobre el personaje.

Pero lo que nos gusta es la canción, reiteremos la matraca, y aquí tienen la versión en castellano.

Suena bien.

Tanto que inspiró el nombre de un grupo indie que también nos gusta mucho. Pumuki es una banda canaria. Concretamente de Icod de los Vinos. Y tienen canciones estupendas y un estilo propio y absolutamente reconocible.

En fin.

Esto es como las cerezas. Empiezas hablando de cuando ibas a la E.G.B. y acabas con el indie.

Pumuky no era, desde luego, tan buena como Fraggle Rock pero se dejaba ver.

Disculpen la nostalgia.

ADEMÁS: Series de dibujos animados que seguro recuerdas

Ver resumen Ocultar resumen

Para quienes hayan hecho la E.G.B. Con ocho basta es un título de intenso recuerdo. Porque la ponían los viernes por la tarde, una vez se había liberado a la turba infantil de las obligaciones escolares, y se disfrutaba merendando una onza de chocolate y pan o, a lo mejor, un bocadillo de chorizo pamplonica. Y ahí estaba esa familia de larga prole y sus vicisitudes y su inmensa casa con jardín.

Ver resumen Ocultar resumen

Duelo interpretativo al más alto nivel entre Olivia Colman y Gillian Anderson, es decir, Reina Isabel II y Margaret Thatcher

Ver resumen Ocultar resumen

A Kanye West no le ha gustado el consejo

Páginas