Podemos enfrenta a Joaquín Prat y Ana Rosa Quintana

Lo que Telecinco ha unido, no lo separe Podemos. Aunque a punto ha estado. Eso sí, de forma involuntaria. 

Ana Rosa Quintana y Joaquín Prat, el matrimonio televisivo perfecto de las mañanas de Telecinco, tuvo un encontronazo inesperado por culpa de la política. 

Todo comenzó con un reportaje sobre la violencia de mendigos en Santiago de Compostela. Una situación que Javier Negre, colaborador de la mesa política, zanjó con un tajante "Podemos no sabe gobernar ciudades", que no sentó nada bien a Joaquín Prat. El presentador le recordó que "el anterior alcalde y no se cuántos concejales (del PP) tuvieron que dimitir por corrupción (Operación Pokémon)"

ADEMÁS: ¿Qué es ser facha para Ana Rosa Quintana?

"Parece que en los Ayuntamiento de otros partidos va todo bien y sólo son los Ayuntamientos de Podemos", ha añadido Joaquín Prat quien, visto el cáriz que tomaba la conversación, ha querido dejar clara su postura política. "Parece que soy el defensor de Podemos y yo no soy de Podemos, lo digo así de calro. Ahora, ha recordado que si Podemos está donde está, es porque la gente les ha votado.

Ante la respuesta de Joaquín Prat, ha sido Ana Rosa Quintana quien, de forma sorprendente, ha saltado. "Aquí no discriminamos por partidos políticos, defendemos a los ciudadanos. Si quieres denunciar a otros partidos, ponte a trabajar con los alcaldes de PP, Ciudadanos y PSOE. Trae los reportajes y los vemos. En este programa no se elige a los Ayuntamientos, ni las situaciones que se dan por el grupo de los políticos". 

ADEMÁS: Doble encontronazo de Inda con Pablo Echenique y Joaquín Prat

La respuesta de Ana Rosa Quintana ha dejado sin palabras a la mesa política. Menos a alguien que ha soltado un "Uy" que ha sonado muy miedoso. Eso sí, Joaquín Prat no se ha achantado y ha aceptado el reto. "No te quepa la menor duda. Me pongo ya sobre ello, no te preocupes", ha confirmado mientras se cruzaba de brazos, en claro gesto de desaprobación. 

Tras la reacción de Joaquín Prat y un eterno silencio incómodo, la pareja televisiva se ha ido al 'Club Social', a tratar temas del corazón. Mientras iban al otro lado del plató, han continuado con la discusión. "Te vas a enterar..." ha advertido Joaquín Prat a Ana Rosa Quintana. La respuesta de ésta ha sido un "a mí me da igual" que no ha sonado del todo creíble. 

ADEMÁS: ¿Pondrá Ana Rosa Quintana una bandera de España en su balcón?

De hecho, el presentador se ha venido arriba, todo de camino al sofá del 'Club Social'. "Si es que no hace falta más que ver los periódicos". De nuevo, Ana Rosa Quintana ha tirado de manual para su réplica. "Yo defiendo a los ciudadanos. Me da igual quién los gobierne". Una afirmación que ha quedado en entredicho, cuando ambos han llegado al sofá, donde los tertulianos esperaban en sepulcral silencio. 

"Anda que no le dimos a Rita Barberá, pobrecita, que en paz descanse", ha comentado Ana Rosa Quintana. Sintomático que ése sea el primer ejemplo que le ha venido a la cabeza. "Tampoco le dimos, contamos lo que había y lo que había era mucho", ha replicado Joaquín Prat, poniendo fin a un debate tan inesperado como clarificador. 

Fotos: Mediaset

Ver resumen Ocultar resumen

Hay quien a través de las redes sociales ataca a Dani Rovira y lo hace llamándole "progre". Adjetivo que más que ofenderle, le halaga. El actor se encargaba de explicar el porqué a través de Twitter lanzando un mensaje a aquellos y aquellas que, detrás de un usuario de Twitter, le atacan por sus comentarios o acciones en público.

"Cuando alguien me tacha de "progre", con intención de ofender", dice el actor español, "no sabe que me está halagando".

Ver resumen Ocultar resumen

La frase cuenta con la autoría del director de cine español Juan Antonio Bayona y la firmaba a través de Twitter y después de ver este vídeo.

"Cada día más cerca el fin del mundo", decía el cineasta español como si de una nueva película suya se tratara y, junto a sus palabras, las siguientes imágenes.

Ver resumen Ocultar resumen

Existe un resorte clasista que se activa en cuanto un rojo abandona su buhardilla sin ventilación en Lavapiés y logra hacer un capitalito fruto de su esfuerzo y/o talento. A cierta derecha no hay cosa que le saque más de quicio que un progre con dinero. Y mucho más si ese progre pertenece a la farándula, nido de marxistas hasta que llegaron Paula Echevarría y Blanca Suárez para poner orden y apoliticismo.

Páginas