Pillada en directo a Cristina Pardo: "Iba a ir al baño..."

Son las cosas del directo, que se dice desde que la televisión es televisión. Y hoy le ha tocado sufrirlas a Cristina Pardo. 

La presentadora de Liarla Pardo se ha encontrado con un fallo de coordinación en realización que la ha dejado a los pies de los caballos... ¡justo cuando se iba al baño!

Todo ha ocurrido a las 18:05 horas de este domingo, justo después de que Cristina Pardo entrevistará a Xavier Sardá. La presentadora estaba en plató, la entrevista grabada y alguien pensaba que al terminar la entrevista, el programa iría a publicidad. Pero no fue así. 

Al terminar la entrevista, las cámaras han vuelto a plató y han pillado a la presentadora levantándose de la silla, aunque se ha quedado petrificada al ver la cámara grabando. 

ADEMÁS: Así han cambiado estos famosos presentadores

"¿Hola? Me iba a levantar", ha comentado en primera instancia. 

Cuando ha visto el panorama, ha optado por la honestidad brutal y no ha ocultado que "iba a ir al baño, señores". Una confesión que ha provocado las risas de los presentes en la mesa de tertulia. 

Y claro, ya metida en harina, Cristian Pardo ha hecho un Javier Clemente, "patapum p'alante" y a otra cosa. 

"Vamos un momento a publicidad, y yo al baño, que hay que contarlo todo".

Bueno, hay cosas que nos las podemos ahorar, ¿verdad?

Fotos y vídeo: Atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando un grupo pop se convierte en bandera de cierta clase social o segmento ideológico no hay manera ya de hacer un juicio serio sobre sus canciones. Sucede con Bertín Osborne (¿recuerda alguien cuando Amor mediterráneo sonaba en Los40) y con el Miguel Bosé de la plandemia y, claro, con Taburete.

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Páginas