Pero ¿qué pasa con Jorge Sanz y su (presunta) figura del Museo de Cera?

¿Qué está pasando ahí? ¿Por qué todo el mundo habla de Jorge Sanz y de su figura de cera? ¿Ha vuelto a hacerlo el Museo de Cera de Madrid? ¿Es cierta esa foto que circula por las redes sociales?

Bien, seamos claros. La foto mola y la figura de cera de Jorge Sanz se parece más a Michael J. Fox que a otra cosa y eso provoca la automática hilaridad.

Pero, sintiéndolo mucho, se trata de una (estupenda) estrategia promocional de la nueva entrega de ¿Qué fue de Jorge Sanz?, magnífica creación televisiva de David Trueba.

O sea que no. Que la figura de cera no existe y el mismísimo Museo de Cera de Madrid ha tenido que aclararlo.

La cosa resultaba creíble porque el Museo del Cera ha ejecutado alguna creación absolutalmente antológica. Todavía nos acordamos lo que hizo con la infanta Leonor, que no se puede calificar sino como escalofriante.

ADEMÁS: La infanta Leonor en cera según el Museo de Cera (NO APTO PARA CIERTAS SENSIBILIDADES ARTÍSTICAS)

¿Y qué fue de Jorge Sanz?

El caso es que ¿Qué fue de Jorge Sanz? regresa pero no del todo. David Trueba ha armado un capítulo especial que continúa con las melancólicas peripecias de nuestro héroe y en el que aparece casi todo el mundo del cine español.

Porque Jorge Sanz se lo merece.

jorge-sanz-y-su-amigo-quique-san-francisco

La de arriba es una foto de El hormiguero, ¿eh? Nada que ver con el capítulo especial de ¿Qué fue de Jorge Sanz? del cual podrán disfrutar espectadoras y espectadores en Movistar + el próximo 4 de marzo.

Nos alegramos mucho de que vuelva una de las grandes series españolas de todos los tiempos.

Y lo del muñeco de cera muy bien también.

ADEMÁS: Los crímenes de los museos de Cera: los mejores peores muñecos

Fotos: Cordon Press

Ver resumen Ocultar resumen

Puede que usted, señorita o caballero o lo que quiera ser vuesa merced, ni tan siquiera hubiese nacido en 2001, que no nos trajo la odisea del espacio que soñaran Kubrick y Arthur C. Clarke sino una comedia de Lina Morgan para solaz del público español disfrutante de las contorsiones de aquella cómica querida. A quien Haro Tecglen definió como "un cruce de Charlot y el pato Donald". 

Ver resumen Ocultar resumen

En el primer capítulo salía Luis del Olmo como elemento prestigiador y homenaje a esta profesión, así que nos podíamos imaginar el nivel (Maribel) pero, la verdad, no era difícil engancharse a Periodistas.Se estrenó un 13 de enero de 1998 y resume el espíritu de ese momento de cambio de siglo, cuando todo era escapismo aunque un ruído de fondo comenzaba a hacerse fuerte, de la Contracumbre de Seattle en 1999 a la muerte de Carlo Giuliani en 2001.

Páginas