Otra noche sin ti (de Pavvla) o cuando el indie tiene alma de bolero

Se escucha estos días en Radio 3 y debiera dar el salto a Los40 porque Otra noche sin ti es un temazo para todos los públicos sobre el desamparo amoroso (habrá quien discuta su enfoque, con ese punto tóxico, pero esa es otra cuestión). Pavvla canta a la insoportable ausencia, a la añoranza de un amor que se ha desvanecido. Eso existe.

Musicalmente tiene un ritmo adictivo y en su interior hay un clima de bolero, con algo de trágico, y una luz de neones nocturnos.

Se nos nota entusiastas con esta canción.

Pero juzgue cada cual, no vaya a ser que hayamos errado nuestro juicio.

También hay una versión con Boye que ha quedado muy bien.

Agrada encontrar novedades musicales estimulantes y nos gusta hacer partícipe al mundo de lo que nos gusta.

Pavvla es Paula Jornet, artista que también ejerce como actriz  y que tiene un carisma especial.

Hemos titulado que la canción tiene un aire de bolero en su más hondo interior, no exactamente en el ritmo ni nada similar. Cosas que se nos ocurren. 

Tan simple como que hemos escuchado la canción, nos ha gustado y cuando algo te gusta (y lo escuchas en bucle) dan ganas de compartir ese entusiasmo.

Disculpen nuestra ingenuidad.

El caso es que Otra noche sin ti posee el encanto como de un temazo de otra época.

Para empezar, de los tiempos en que se podía salir hasta las tantas de copas, antes de que tuvieramos (ya lo escribimos aquí) añoranza de los bares nocturnos.

Es indie, es modernita y es clásica.

Es (perdonen la simpleza de la definición) una canción bonita.

Y eso está bien.

Bueno, escúchenla y a ver qué les parece.

De nada.

ADEMÁS: La canción indie inspirada en los macarrones que Tony Genil le sirvió a Michael Jackson

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando un grupo pop se convierte en bandera de cierta clase social o segmento ideológico no hay manera ya de hacer un juicio serio sobre sus canciones. Sucede con Bertín Osborne (¿recuerda alguien cuando Amor mediterráneo sonaba en Los40) y con el Miguel Bosé de la plandemia y, claro, con Taburete.

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Ver resumen Ocultar resumen

Cosas divertidas que discurren por Twitter bajo el torrente de puñetazos, mal rollo e insultos coloreados en que se ha convertido esta red social. Gracias a @dromuz por descubrirnos cómo sería nuestra clase política si se fundieran sus rostros.

Por ejemplo, arriba lo vemos parcialmente, Pedro Sánchez y Zapatero.

Dos presidentes unidos fisonómicamente y un resultado inquietante.

Como inquietantes son la mayor parte de los resultados.

Véase el hilo.

Páginas