Ojo al pastizal que podría valer la primera foto del Emérito post fuga

¿Wally? ¿Quién es Wally? 

Desde hace días, el hombre más buscado del mundo es Juan Carlos de Borbón. 

El Emérito anunció el pasado lunes 3 de agosto su decisión de abandonar España, ante los escándalos que le venían salpicando en los últimos meses, y la herida (quien sabe si mortal) que su conducta ha dado a la monarquía patria. 

ADEMÁS: Juan Carlos I, el rey de los escándalos

¿El problema del comunicado en que comunicó su marcha? Que no decía donde iba. Y claro, el mundo quiere saber. ¿República Dominicana? ¿Portugal? ¿Emiratos Árabes? ¿El Baptisterio Romano de Las Gabias? 

Obviamente, el paradero del Emérito ha pasado a ser una cuestión mundial, después de que medios de todo el planeta se hayan hecho eco de lo ocurrido. 

Y claro, en esta situación, la foto con el paradero de Juan Carlos I es, a día de hoy, la Sábana Santa de las fotos. El Santo Grial del periodismo. Pero, ¿cuánto se podría pagar por esa foto del rey? "Un millón de euros". 

ADEMÁS: Vida y secretos de Corinna Larsen

Así lo ha asegurado Antonio Montero en Todo es Mentira (Cuatro). El paparazzi ha asegurado que "el problema de esa foto es saber comercializarla, pues es una persona de interés mundial. Es una foto que darían 2.000 o 3.000 medios en todo el mundo", de ahí que la cantidad pudiera alcanzar las siete cifras. Una pasada

Y sin salir de Mediaset, ni aparcar a Antonio Montero, no está de más señalar el palito que María Patiño le ha dado a su compañero en Twitter "País éste, amado Sancho, que destrona reyes y corona piratas, pensando que el oro del rey será repartido entre el pueblo, sin saber que los piratas solo reparten entre piratas"

Cinco palabras ha usado María Patiño para responder a la reflexión del paparazzi. "Es muy cínica tu postura". 

Si es que cuando el día te cunde... 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Ir al kiosco a mancharse las manos de tinta con la prensa diaria es un ejercicio de militancia pleistocénica, no apto para millennials ni posteriores juventudes que bastante tienen con lo que tienen (ya lo ha dicho Macron: "Es difícil tener 20 años en 2020"). Y ya no digamos eso de comprar revistas, a no ser que hablemos de las del corazón o el Vogue, que siguen teniendo su público multidisciplinar y de varias generaciones. 

Así que concluyamos que mantener en papel una publicación dedicada al rock&roll es una heroicidad que hay que aplaudir.

Ver resumen Ocultar resumen

Iker Jiménez hace tiempo que cogió la linde del coronavirus como tema central de Cuarto Milenio y está dispuesto a ir con todo hasta el final. 

En esta ocasión, el presentador del programa de Cuatro ha querido analizar la realidad de China o, más bien, su versión de la realidad de China, situando allí el origen de la pandemia.

Y para hacerlo, Iker Jiménez ha optado por llamar a un colaborador conocido y reconocible por su discurso neoliberal, conservador y, sobre todo, por su viralísimo vídeo de las mentiras. 

Páginas