No sólo 'Friends': así nos reíamos en los 90

Lo de Friends fue un fenómeno que persiste aunque hoy se esté sometiendo a revisión por su sesgo heteropatriarcal, clasista y excluyente en lo racial. Pero cómo nos gustaba. Perdonen las disculpas. Sin embargo, hubo otras comedias televisivas de los 90 y es justo reivindicarlas.

Porque no sólo fue Friends.

Hubo, por ejemplo, la magnífica Frasier.

Derivación de Cheers con un par de hermanos protagonista absolutamente hilarantes. Humor inteligente donde lo haya.

He aquí el magnífico reparto de esta divertidísima serie.

Frasier la ponían en Canal +, que es la cadena donde se hallaban exquisiteces de este tipo. Por ejemplo, Seinfeld, otro título de culto.

Luego, ya en plan más para todos los públicos, estaba El príncipe de Bel Air y Salvados por la campana. Y Cosas de casa, que realmente nos hacía poquísima gracia pero, al final, ha quedado en nuestra memoria sentimental. Qué se le va a hacer. El tiempo lo cura todo.

Pero la buena era Parker Lewis nunca pierde, que se emitió en las autonómicas y practicaba una estimulante vuelta de tuerca al género de comedia televisiva de instituto.

También en los 90 vimos en Canal + Primos forzosos, una serie tontorrona pero efectiva que, seguramente, hoy resulta horriblemente incorrecta por hacer bromas con el acento (y la presunta candidez) de un tipo venido de una isla griega. Imposible hoy repetir ese minúsculo éxito. Pero (confesémoslo) nos reímos.

¿Y de qué nos reíamos en lo que a comedias españolas se refiere?

El caso es que aquella década feliz (o aparentemente feliz) comenzó 7 vidas, que constituyó un hito y la demostración de que se podía hacer comedia como la que hacían los estadounidenses. Pero a la vez teníamos Médico de familia y hasta Farmacia de guardia que, por mucho que estuviera dirigida por Antonio Mercero, atufaba a zarzuelismo barato y decorados de cartón piedra para ver con brasero y orinal.

De Sexo en Nueva York (que es más tardía y cabalga ya entre dos décadas) hemos hablando en otras ocasiones y nos parece de un machismo y ultracapitalismo que tira de espaldas.

Y ya dijimos que, en el fondo, echamos de menos Friends porque echamos de menos una época más sencilla, sin tanta catástrofe y convulsión. Cómo nos reímos en los 90.

ADEMÁS: Estrellas del cine español de los 90 que (tal vez) no recuerdas

Ver resumen Ocultar resumen

A Kanye West no le ha gustado el consejo

Ver resumen Ocultar resumen

Han estrenado en Netflix la estupenda El juicio de los siete de Chicago, película en la que Aaron Sorkin (celebérrimo creador de El ala oeste de la Casa Blanca) vuelve a exhibir su musculado optimismo de demócrata de izquierdas que todavía, y pese a Trump, cree en el sistema.

Viendo escenas de El juicio de los siete de Chicago dan ganas de hacer la revolución.

Porque, a veces, el progresismo triunfa.

¿No?

O, como mínimo, se puede pelear por su futuro triunfo.

Ver resumen Ocultar resumen

Si ahora mismo preguntamos quién tiene, objetivamente, el mejor catálogo de streaming, pocas dudas habría a la hora de señalar a Amazon Prime Video

Lo que mucha gente señalaba como el juguete de Jeff Bezos, un servicio residual o una rama más del gigante de la venta online, se ha convertido en el referente del streaming en España. Y lo ha hecho sin hacer demasiado ruido, con un trabajo muy medido, una estrategia a medio plazo y sabiendo muy bien lo que quiere ser. 

Páginas