Netflix reabre una histórica sala de cine de Nueva York

La industria del cine no se fia de Netflix pero la principal cadena de streaming continúa lanzando mensajes de amor al cine, sea mediante obras maestras como El irlándes o Historia de un matrimonio o con anuncios de compra de salas de cine. O mejor dicho, de una sala de cine en concreto. 

Netflix anuncia que compra un icono de Nueva York.

Netflix reabrirá el cine París, situado a apenas unos metros de Centra Park, en pleno Manhattan.

Así se anunciaba.

Se trata, tal y como especifica Netflix, del último cine de estas características en Nueva York, el único que no es una multisala sino un viejo teatro donde se proyectaron durante años películas. Netflix ya lo había recuperado para un estreno especial de Historia de un matrimonio, película que la crítica ha aclamado por las interpretaciones de Scarlett Johansson y Adam Driver bajo la dirección de Noah Baumbach. Ahora anuncia que se queda con esta sala.

Lo cual ayudará a Netlfix a estrenar sus producciones.

Los exhibidores mantienen una batalla sin cuartel contra Netflix porque no respeta los plazos tradicionales entre el estreno de largometrajes en salas y el estreno en otras pantallas.

Aquí en España apenas un puñado de salas ha accedido a estrenar El irlándes, extensísima película de Martin Scorsese con Robert de Niro y Al Pacino.

El caso es que, por mucho que Netflix moleste a la industria del cine, en su seno se están haciendo algunas de las mejores películas de los últimos tiempos. Véase Roma de Alfonso Cuarón.

Aunque también ha producido algunas de las peores cintas de la comedia reciente. Véase las de Adam Sandler.

De todo hay en la viña del Señor. O sea, en Netflix.

ADEMÁS: La mejor película de 2019 según la revista TIME no es ni El irlandés ni Érase una vez en Hollywood

 

Ver resumen Ocultar resumen

Por mucho que diga Carlos Boyero y muy bien que esté Gary Oldman (que lo está) opinamos que Mank es una película cuyo exceso de cinefilia hace que tienda al bostezo y, sinceramente, tampoco logra transmitir la fascinación que un personaje como Herman J. Mankiewicz debiera, presuntamente, provocar.

O sea, que sí, se puede ver y mejor si se elige la sobremesa y en medio introducimos una breve cabezadita.

Oiga, pero qué dice usted, esto es una obra maestra, la dirige David Fincher, el de Seven.

Ver resumen Ocultar resumen

Dejemos a un lado las comedias imperecederas que resultan más obvias (Buster Keaton, Chaplin, Harold Lloyd) y vamos a unas cuentas piezas maestras o de culto que hicieron grande el cine antes de que escucháramos la voz de sus intérpretes.

¿Y cómo ver estas películas?

Pues rastreando en Filmin, YouTube o la sección de DVD's de su tienda preferida.

Nadie dijo que fuera fácil adentrarse en la prehistoria de la cinematografía internacional.

Vamos a ello (sin orden cronológico pero con concierto).

Ver resumen Ocultar resumen

Si perteneces a eso que llaman generación millennial, no sabrás de quién te hablamos. Así son las cosas. Pero cuando los dinosaurios dominaban la tierra, allá por los 80, Chevy Chase era uno de los astros más fulgurantes de la comedia estadounidense y compartía podio con Richard Prior, John Candy y Gene Wilder.

Comenzó, como tantos cómicos norteamericanos, en Saturday Night Live, el incombustible espacio de humor que sigue (a día de hoy) aportando talento al show bussines mundial.

Páginas