Una inocente pregunta convierte a Peppa Pig en objeto de troleo

¿Qué le falta a Papá Cerdito? Una pregunta sencilla, con tres opciones y dirigida a niños, ha convertido al padre de Peppa Pig en el objetivo de los trolls más feroces que se recuerdan, desde Mordor: los de redes sociales

Todo ha ocurrido en Facebook, donde pasan las cosas más grandes. La cuenta oficial de Discovery Kids Latinoamérica, con más de 1,8 millones de amigos, compartía una foto de Papá Cerdito sin uno de sus elementos habituales. A modo de juego, daba tres opciones a los más pequeños, a los que va dirigida la serie. 

ADEMÁS: De Jessica Rabbit a Harley Quinn: los 15 dibujos animados más sexys

A saber. Unas gafas, una corona o un gorro de marinero eran las tres alternativas. Para qué queremos más. Si la cuenta tiene 1,8 millones de amigos, contamos con que 1,7 son padres trolls tan saturados de Peppa Pig y de ver sus capítulos cientos de veces, que vieron la ocasión pintiparada para vengarse. Y lo hicieron. 

El haterismo ilustrado más recalcitrante puso su maquinaria en marcha y, en pocas horas, los comentarios se contaban por miles. Es más, algunos comentarios tienen más Me Gusta que la propia publicación. 

Sin ir más lejos, el primero de todos. La pole. '¿Qué le falta a Papá Cerdito?'. Según Kira Córdova, 'El valor para criar bien a su malcriada mocosa. Deberían de promover mejores programas para los niños'. Cerca de 7.900 Me Gustas, bastante más que los 6.800 de la publicación. Lapidario. 

ADEMÁS: Fueron dibujos censurados, aunque no lo creas

Y es que Peppa Pig puede gustar mucho a los peques, pero el hecho de ponérselo una y otra vez, ha hecho que muchos padres declaren su odio irracional a los dibujos. Algo parecido a lo que pasa con otros personajes infantiles como Dora, La Exploradora o Bob Esponja. 

bacon

Y es que, las redes sociales las carga el diablo, pero los dibujos para los peques de la casa los cargan los propios padres, y eso duele más aún. 

Fotos: Facebook

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Hoy se ha convertido casi en un signo de distinción de ser un hípster; los hay de diferentes formas e incluso tienen su propio peine; pero lo que siempre serán es un elemento únicamente masculino. Aunque alguna chica podría desmentirlo. Hablar del bigote es hacerlo de la masculinidad, al menos si a la historia del cine nos referimos. Son muchos los mostachos que a lo largo de los años desfilaron por las pantallas de cine. Desde los largos, a los pequeñitos, los autoritarios y los románticos. Todos los tipos de bigotes tienen su sitio en el recuerdo cinematográfico.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Dicen que las comparaciones son odiosas o eso debe parecerles al clan Kardashian y a las hermanas libanesas Abdel Aziz, que han sido bautizadas ya como las Kardashian del Medio Oriente. En ambos casos ambas familias se han hecho famosas por sus cientos de selfies y por presumir de trapitos, complementos y de su anatomía en realities shows.

Galería
Ver resumen Ocultar resumen

Acogerse al dicho de que segundas partes nunca fueron buenas  sería lo más adecuado para analizar cómo fue el comportamiento de algunas secuelas de filmes que triunfaron en su primera puesta en escena, pero que en un segundo round no resultaron nada del otro mundo.

Algunas levantaron una expectación tan grande que el golpazo en taquilla sonó hasta en los lugares más recónditos. El gasto de producción y promoción no acaba siendo justificado cuando se hacen las cuentas finales. Son muchos los ejemplos que a lo largo de los últimos años se han podido ver.

Páginas