Tráiler de Sneaky Pete, el regreso a la tele de Bryan Cranston

AMC

Los nostálgicos de Walter White (¿Quién no lo es?) están de enhorabuena. Y es que Bryan Cranston vuelve al lugar de donde no se debe ir nunca. El actor que dio vida a uno de los personajes que ya han pasado a la historia de la televisión volverá a una serie. 

No será a Better Call Saul, pese a la de rumores -algunos fundados- que le sitúan en la segunda temporada de la serie de Vince Gilligan, que tan bien funcionó en la primera. Tal vez mantener la incertidumbre sobre si Heisenberg o Jessie Pinkman aparecerán en la vida de Saul Goodman sea uno de sus mejores ganchos. 

Y Cranston regresa no sólo como actor, sino que va a explotar su nueva faceta de productor. Será con Sneaky Pete, una ficción que cuenta la historia de un timador que decide suplantar la identidad de un compañero de celda. 

De CBS a Amazon

El proyecto se lo vendió a CBS, pero la cadena de ámbito nacional decidió que no era una serie interesante para su parrilla y decidió no emitirlo. La serie quedó apartada desde la primavera hasta que otro comprador ha llegado. Y el piloto pasó a Amazon, a quienes gustó y decieron dar luz verde no sólo a ese primer episodio, sino también comprar el resto de la serie. 

Así que Sneaky Pete pasará a formar parte del catálogo de Amazon quien ha decidido entrar en a competir en el mercado televisivo con Netflix. Su contenido propio se emite para clientes premium, pero, de momento, no llega a España- 

Por ello, tal vez, la serie tarde en llegar a España. En el piloto Bryan Craston decidió hacer un cameo en su serie -la cual produce con David Shore (creador y director de House)- pero no parece que vaya a ser constante su presencia en la trama. 

La ficción la protagoniza Giovanni Ribisi, que igual por el nombre no lo recuerda mucha gente, pero si decimos que era el hermano de Phoebe en Friends en seguida le viene a la mente a cualquier seriéfilo. El actor, tras su presencia en la legendaria sit-com, ha hecho otros muchos papeles en películas como Lost in Translation, Enemigos Públicos o Avatar. 

A Ribisi le va a tocar lidiar con un compañero de celda complicado y, por supuesto, con una familia peculiar que tiene éste. En el reparto de Sneaky Pete también habrá hueco para Margo Martindale (The Good Wife) y Marin Ireland (una habitual secundaria en la tele norteamericana). 

Cranston vuelve a la tele

De momento, Amazon aún no ha puesto una fecha fijada como la idónea para arrancar el estreno de la serie de Crasnton. Así que es probable que haya que esperar a finales del próximo año para ver los primeros capítulos o ya cuando llegue 2017.

Así que la esperada vuelta de Bryan Craston a la tele aún tendrá que esperar. Mientras el actor sigue ampliando su trayectoria cinematográfica. A la que ha estado más dedicado desde que se puso fin a Breaking Bad. Ha estrenado recientemente Trumbo y junto a Edward Norton protagonizará la próxima película de Wes Anderson (El Gran Hotel Budapest)

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Hay una campaña intensísima que llama al voto en Estados Unidos para dirimir la batalla Trump-Biden. Y, generalmente, quien impulsa el voto (que puede adelantarse ya mismo aunque las elecciones sean en noviembre) suele inclinarse por un desalojo ordenado de quien ha ocupado la Casa Blanca durante los últimos cuatro años.

Trump ganó, entre otras cosas, gracias a la abstención de votantes demócratas progresistas que veían a Hillary Clinton demasiado escorada a la derecha.

Y la pesadilla se hizo realidad.

Ver resumen Ocultar resumen

El feísmo es una característica de ciertos anuncios televisivos y la verdad es que cada vez se hacen menos anuncios feos y es una pena. Los de los recopilatorios de musicote discotequero, tecno y bailable eran spots horrendos que daban la vuelta y, a veces, no daban siquiera esa vuelta completa sino que se quedaban a medio camino del asco.

Y, sin embargo, la nostalgia es algo tan enfermizo que vemos a ese imitador de Jezulín en el anuncio de Currupipi Mix y nos da cosita.

Ver resumen Ocultar resumen

Figuras como Marwan, Ismael Serrano, El Chojín o Rayden secundan una propuesta de Buenismo Bien para reivindicar la cultura. Se trata de un (contra)vídeo que da la réplica al de "¡Viva el Rey!", donde gritaban a favor de la monarquía desde Belén Esteban hasta Bertín Osborne, pasando por Tamara Falcó, Vargas Llosa o Santiago Abascal.

Páginas