Pedro García Aguado se enzarza en una bronca tuitera con un troll

Todavía no se ha estrenado su nuevo programa y ya está ejerciendo el cargo de nuevo cazador oficial de trolls de la red. Y trabajo no le va a faltar a Pedro García Aguado si atendemos a los tweets a los que tiene que ir respondiendo el que fuera hermano mayor. 

Si hace unos días se supo que el ex waterpolista tenía nuevo espacio, ahora en Atresmedia, donde poder ayudar a aquellos que sufren el acoso de los más pesados de internet, ahora se le ha podido ver ejerciendo ya su nuevo puesto, aunque sea a golpe de 140 caracteres y sin cámaras que atestiguen el momento. 

Un troll, cazado

Pero lo que se hace en Internet queda siempre guardado y la twitterbronca de Aguado y un seguidor suyo corrió como la pólvora en poco más de unos segundos. 

Un comentario del presentador en el que llamaba mal nacido y le espetaba "reza para que no te encuentre, que lo haré" fue objeto de comentario en la red. ¿Qué había provocado que alguien que mantenía la tranquilidad, ante los desmanes de los casos de adolescentes más complicados, reaccionara de esa forma?

Pues que el troll el cuestión se metió con su madre. La cual falleció víctima del cáncer el pasado año. Pedro García Aguado había publicado un comentario solidario con las víctimas de la violencia machista, que se habían producido en el último día en España. Tres en concreto. 

Su tweet que buscaba la reacción empática de todos sus seguidores, generó una respuesta desafortunada por parte de uno de ellos. Antes Aguado había señalado que: "tras las tres agresiones y dos muertes de hoy mañana a las 18:00 tuiteamos #NiUnMachistaImpune. Por favor difunde. ¡Esto tiene que parar! 

El troll pidió disculpas 

Y esos caracteres que el presentador de Atresmedia escribió dieron pie para que un troll de Twitter, que ha puesto candado ya a su cuenta (a buen seguro ha debido de recibir multitud de comentarios) le preguntara por su madre, de una forma poco elegante. La reacción de Pedro Aguado no se hizo esperar y al igual que padeció ese ataque, también vio como muchos de sus seguidores se solidarizaban con él. 

Finalmente el chico que hizo el ataque reconoció que se había equivocado y le pidió disculpas al que fuera oro olímpico. 

Este ataque, a buen seguro le hará entender mucho mejor aquellos casos a los que se tendrá que enfrentar en su nuevo reto televisivo, Cazador de Trolls. Un formato que ha funcionado muy bien en audiencia en otros países y que el equipo de Antena 3 buscará que lo haga aquí también. 

Pedro y su equipo escuharán el testimonio de quien sufre el acoso en la red (en su mayoría desonocidos, pero también habrá algún famoso), y con ayuda de expertos, tratarán de dar con el responsable de dichos ataques. Una vez que lo localicen, buscarán que cese en su comportamiento y para ello le ofrecerán ayuda profesional. 

Así que si sigue las pautas aplicadas en el programa a buen seguro, que la amenaza que Pedro hizo a su troll, podría llegar a cumplirse. 

Fotos: Redes sociales, atresmedia

Ver resumen Ocultar resumen

Ir al kiosco a mancharse las manos de tinta con la prensa diaria es un ejercicio de militancia pleistocénica, no apto para millennials ni posteriores juventudes que bastante tienen con lo que tienen (ya lo ha dicho Macron: "Es difícil tener 20 años en 2020"). Y ya no digamos eso de comprar revistas, a no ser que hablemos de las del corazón o el Vogue, que siguen teniendo su público multidisciplinar y de varias generaciones. 

Así que concluyamos que mantener en papel una publicación dedicada al rock&roll es una heroicidad que hay que aplaudir.

Ver resumen Ocultar resumen

Iker Jiménez hace tiempo que cogió la linde del coronavirus como tema central de Cuarto Milenio y está dispuesto a ir con todo hasta el final. 

En esta ocasión, el presentador del programa de Cuatro ha querido analizar la realidad de China o, más bien, su versión de la realidad de China, situando allí el origen de la pandemia.

Y para hacerlo, Iker Jiménez ha optado por llamar a un colaborador conocido y reconocible por su discurso neoliberal, conservador y, sobre todo, por su viralísimo vídeo de las mentiras. 

Páginas