Los peores efectos especiales de la historia del cine

Vaya por delante, que muchas de estas películas fueron rodadas hace muchos años y la excusa de los medios técnicos y los efectos especiales de la época puede colar. Eso sí, hasta cierto punto. Y es que la Meca del Cine, como no podía ser de otra manera, también ha tenido sus patinazos en forma de efectos especiales que harían llorar al Niño Jesús. 

Y claro, ahora, coin la ayuda de Youtube, pues cualquier persona con algo de memoria y mucha mala leche, puede hacer una recopilación que hará sangrar a más de un aficionado al cine. Tres minutos de miserias hollywoodienses para deleite de niños y adultos. Y es que, si lo que pretendía Stpehen Sommers, en la segunda parte de la saga de La Momia, era que The Rock diera miedo como Rey Escorpión, como que no lo coniguió. 

El pasado de The Rock

Y ojo que aquí estamos hablando del año 2001, de 98 millones de presupuesto y de una saga taquillera como pocas. Para que todos nos situemos, un año antes se había hecho Matrix, por lo que el Rey Escorpión se podía haber mejorado algo, ¿verdad? Pero parece que los animales gigantes se le resisten a Hollywood en más de una ocasión. No hay más que ver a Adrien Brody huir de los dinosaurios de pegote en King Kong. Risible a más no poder. Y qué decir del tiburón de juguete que rompe un cristal imaginario en Haws 3. Eso debería estar penado

Eso sí, si hay una escena hilarante, bizarra y cutre hasta decir basta, es la que protagoniza Kurt Russell, surfeando junto a la autovía, en Escape from LA. Le acompaña Peter Fonda quien, para más cachondeo, parece estar gozándolo en su tabla de surf molona. Aquí estamos hablando de 1996 y de una película con un presupuesto de 50 millones de dólares de aquel entonces. Baste con decir que recaudó 42 millones. Es decir, palmaron dinero. ¿Merecido? Tampoco hay que cebarse con ellos. Tan sólo, disfrutar de estos momentos...

Vídeo y foto: Youtube

Ver resumen Ocultar resumen

Está preseleccionada para el Oscar a la Mejor Película Internacional en una lista bastante larga donde también se incluye, por ejemplo, la úlima de Thomas Vinterberg (el de de Celebración y el pretérito cine dogma). Apostamos por Ya no estoy aquí porque es pura belleza melancólica y desoladora y, sin embargo, tan luminosa cuando suena la cumbia y su protagonista comienza a bailar. En el baile todo se diluye y puede hallarse una porción de felicidad.

Tienes esta peli en el catálogo de Netflix.

Ver resumen Ocultar resumen

El actor dio vida a Sam en 'El Señor de los Anillos'

Páginas