Nueve parejas televisivas que 'ni contigo, ni sin ti'

En muchos casos las series no se entenderían sin sus historias; sin sus peleas, aunque a veces se hagan tediosas. Puede decirse que en casi cualquier ficción, que se precie en serlo, hay una pareja que va y viene; que están juntos pero luego no; y que todos los espectadores desean que terminen uniéndose para acabar siendo felices y si no comiendo perdices sí disfrutando mucho ambos. 

La que quizá cumpla con mas requisitos de los dichos es la formada por Ross y Rachel en Friends. Durante diez años estuvieron como el Guadiana en su relación: iban y venían. Tuvieron una hija, y aún así parecía que no iban a terminar unidos. Pero siempre queda un último rescoldo y hasta el final se mantuvo la incógnita. Eso sí, al volver a estar juntos es mejor que ya no se tomen ningún descanso.

La serie que tomó el testigo de Friends (difícil reto) fue Cómo conocí a vuestra madre. Y en su caso también existía la pareja irregular. En este caso eran Ted y la tía Robin. Se intuía que no iban a terminar juntos. De hecho, los fans aplaudieron que Barney entrara ahí en acción -aunque no fuera su naturaleza- para que al menos hubiera otra pareja más. El que haya visto el final de la serie (atención spoilers) sabrá cómo acaba todo; y que Mosby termina con su canadiense favorita. 

Destinados a terminar juntos 

Aún no sabemos si estarán juntos al finalizar la trama (queremos que siga mucho tiempo más) pero otro dúo de esos que ni comen , ni dejan comer son Penny y Leonard en The big bang theory. Nos encantan porque pese a no tener gran cosa en común encajaban bien. Los que sí que terminarán unidos, pese a que Sheldon no lo crea, son él y Amy. 

En Californication, además de sexo por doquier, había una pareja cuya atracción era constante pero con caracteres, sobre todo el de él, que hacían difícil la unión definitiva. Y es que Hank (David Duchovny) no era el mejor hombre con el que convivir como bien comprobaba Karen. Ambos se adoran, pero a veces con eso no basta. 

Quienes también tenían un futuro bastante sombrío en el momento que comenzaron a estar juntos eran House y Cuddy en la serie House. Si con Hank era difícil la convivencia no queremos imaginar lo que sería con alguien como Gregory House. Un tipo que adora el sarcasmo y que debe de desayunar con ironía. Aburrirse no iban a hacerlo, al menos. 

Hubo que esperar para verlos unidos 

Y debe de ser porque en los hospitales surge el amor, aunque complejo por los horarios y guardias, que también Meredith y su doctor macizo (Derek) llevan desde el capítulo uno con una atracción, que luego se resolvió, pero que ha ido atravesando por muchas dificultades a la espera de que la tragedia vuelve a asomarse por Anatomía de Grey.

Pero si hay una pareja que se ha demostrado el amor, y luego no; que han estado juntos, pero no revueltos ha sido la que formaron Belén y Emilio en Aquí no hay quien viva. Fue tal la química, que ambos han repetido como pareja en otros trabajos. No es de extrañar.

Aunque si tiramos la vista a atrás es imposible olvidar a Dylan y Brenda de Sensación de vivir. Estaban destinados al fracaso pero tenían que estar juntos como fuera. Algo parecido a lo que se intuía entre Carrie y Mister Big en Sexo en Nueva York. Sus fans tuvieron que esperar a la película para verles juntos.

Fotos: Redes sociales