Los mejores personajes de los hermanos Coen

Este viernes llega a los cine de España uno de los estrenos más esperados del año. Una película que tiene un reclamo muy fuerte en forma de autores. No en vano, los hermanos Coen ya han adquirido esa categoría de cineastas que generan una expectación tremebunda cada vez que alguna de sus películas está a punto de ver la luz. 

Ahora es el turno de ¡Ave, César! como en su día lo fue de No es país para viejos, Fargo (no sabemos si nos gusta más la propia película o la versión de FX que la ha convertido en una serie de culto) El gran Lebowski  o Quemar después de leer. Su filmografía, su estilo es tan característico que aquel que los ame, lo hace con entrega. 

De ellos engancha su puesta en escena, esa capacidad de saber qué quieren narrar es algo habitual en sus cintas. Un sello adherido a la piel de sus títulos casi tanto como la violencia o el humor. Pero no una violencia que haga que el publico la repela. Por lo general, la ejercen los villanos y, además, con crudeza. 

Pero no deja de ser cierto que esa utlización de la violencia ejerce también un efecto hipnótico, atrae tanto como su humor. Por que los Coen sin hacer comedia al uso, la hacen. El de ellos es un humor que bebe del absurdo, de la ironía, donde el negro prevalece sobre todo lo demás.

Unos cineastas capaces de sacar todo el juego a sus actores, si no que le pregunten a Steve Buscemi o Javier Bardem (quien se llevó toda clase de lisonjas y honores por su papel en No es país para viejos). Son capaces de crear personajes únicos. Algunos tan geniales que se hacen inolvidables. Recordamos, por ello, alguno de los mejores papeles que ellos han escrito y que algunos intérpretes han convertido en joyas.

El Nota (El gran Lebowski)

Si hay alguien que sea una criatura genial del universo de los hermanos Coen ese es El Nota. Ese hombre de mediana edad que no tiene mayor preocupación que beber, jugar a los bolos, que le devuelvan su moqueta y que su vida se complique lo mínimo posible. 

Por lo general, cualquier película de estas pareja consigue generar varios personajes para el recuerdo. Pero, tal vez, El gran Lebowski se lleve la palma. 

Jesus Quintana (El gran Lebowski)

Sí, es obvio que sentimos predilección por esta cinta divertida hasta el extremo, donde los Coen dan rienda suelta a todo su talento para crear un humor absurdo, donde la ironía es la reina. 

El personaje de Jon Turturro es de los que no dura mucho en escena, pero su baile, sus movimientos y su forma de hablar en la partida de bolos es sencillamente genial. 

Charlie Meadows (Barton Fink)

John Goodman es otro de los actores fetiches de Joel y Ethan Coen: Le hemos visto en más de una de sus obras, pero tal vez sea en Barton Fink (una de las primeras de los hermanos) donde hace un papel aún más para el recuerdo. 

Y no es fácil tampoco destacar a un personaje sobre los demás en esta película. Steve Buscemi vuelve a estar formidable (hay veces que no podemos enterder cómo no tiene un Oscar),pero si nos quedamos con alguien elegimos al vecino charlatán de Barton.

Marge Gunderson (Fargo)

En Fargo Los Coen hacen una sátira de Minnessota y de sus habitantes. Del peculiar acento que tienen los residentes en ese Estado (ellos son de allí), y del paletismo y simpleza que caracteriza a muchos de ellos. 

Pero hay alguien que, al menos, no lo es tanto. Es el caso de Marge Gunderson, una policía competente pero alejada del rol de superheroína de otras películas. Está embarazada y tampoco debería de correr muchos riesgos. Representa el bien y la honestidad en un lugar de locos. Un papel que se tradujo en Oscar para Frances McDormand y que en la serie también resalta Allison Tolman. 

Anton Chigurh (No es país para viejos)

El principal antagonista de la película. Un sádico que adora matar y que nos lo muestra durante toda la película. Un personaje que fue todo un caramelo para Javier Bardem, que lo aprovecho para alzarse con el Oscar a mejor actor de reparto y toda una ristra de galardones.

Además de la crudeza del personaje, tampoco podremos olvidar su más que cuestionable corte de pelo. Algo que dio pie a muchas bromas e hizo aún más inolvidable a este malvado. 

Everett (O Brother!)

Uno de los papeles con los que más nos ha hecho reír George Clooney, quien también se ha convertido en otro de los actores de cabecera de los hermanos Coen. 

Ese bigote, la sonrisa de eterno canalla son dos de los rasgos de este ladrón, que ve peligrar el botín con el que siempre había soñado y que tenía a buen recaudo. No es el mejor de los personajes de los Coen, pero sí es muy recordable. 

Carl Showalter (Fargo)

Carl Showalter es un ex convicto, con un verborrea constante y una gran pasión por las prostitutas. Un ladrón de poca monta y un paleto que borda Steve Buscemi, que ha sido un eterno olvidado en los Oscar, pero dejó también un personaje casi para llorar de placer en Boardwalk Empire.

Showalter es el hombre contratado por Jerry para secuestrar a su mujer y hacer posible su plan; pero viendo a Carl no es la mejor opción, como luego se demuestra. 

Chad Feldheimer (Quemar después de leer)

Chad (Brad Pitt) es un monitor de gimnasio quien junto a su mejor amiga Linda (Frances McDermond) encuentra un disco durode un ex trabajador del FBI. El cual, tiene información confidencial y deciden sobornarlo. 

Un error que les va a llevar a situaciones complicadas. Normal, teniendo en cuenta que ambos son un par de idiotas que nada les va a salir como pretendían.

Walter Sobchack (El gran Lebowski)

Hay que partir de la base de que los componentes del mundo que crean en El gran Lewboswki son cuanto menos originales, siendo generosos. Y tal vez, quien se lleve la palma es Walter Sobchack, un ex combatiente de Vietnam que aún vive obsesionado por aquella guerra.

Y lo demuestra marcándose algún discurso apoteósico. Eso, su pasión por los bolos y su entrega el judaísmo -que sigue con devoción- le convierten en un personaje adorable. John Goodman lo bordó. 

Rooster Cogburn (Valor de Ley)

Un sheriff peculiar, casi que pareciera sacado de Making a Murderer (por cierto, hay muchas razones para no perderselo) y que está más entregado a la pasión por el alcohol que a resolver algún caso policial. 

Pero todo cambia si una niña se cruza en tu vida y te pide que le ayudes a dar con el asesino de su padre. La estética del personaje y Jeff Bridges le convierten en un personaje formidable. No es John Wayne, pero sí muy bueno. 

Hemos elegido diez personajes de creados por los hermanos Coen, pero seguro que a más de uno le sabe a poco. Y tal vez eche en falta a más de uno en la lista. Toda la razón. Son tantos y tan buenos los creados por estos cineastas que obviar a Leonard Smalls, o a Barton Fink;  o a Big Dan, además de a Leo O'Bannon o H.I. McDonagh (entre muchísimos otros más) es casi un sacrilegio. 

Ver resumen Ocultar resumen

Quien pasee estos días por el centro de Madrid hallará la efigie del insigne Eddie Murphy en el mismísimo Teatro Real. Lo que más se ve son los colores del reino de Zamunda refulgiendo en la gris fachada de la ópera madrileña pero, al fijarse, la (o el) viandante reconocerá sin duda alguna esa sonrisa tan de Eddie, el hombre que hizo reir al mundo con las flatulencias de El profesor chiflado.

Ver resumen Ocultar resumen

Si los Globos de Oro son la antesala de los Oscar, la gala más importante del cine va a ser muy divertida. 

Sorpresas, distancia social, premios póstumos y varios nombres propios son los que han dejado unos Globos de Oro atípicos

Páginas