Los humoristas míticos de No te rías que es peor

Si hubo una época en la que se llegaba con alegría a la hora de comer, no es que haya gente que no lo siga haciendo, esa fue la etapa en la que se emitió No te rías que es peor. Un programa de humor que acabó siendo un clásico –de esos que siempre entran ganas de rescatar- , aunque no dejaba de ser un concurso en el que había que conseguir sobreponerse a la inmensa cantidad de chistes que iban soltando los distintos humoristas.

Durante los cinco años que estuvo en antena  (se emitió siempre en TVE) se acabó convirtiendo en una cantera de grandes cómicos. A algunos les dio una oportunidad para saltar al estrellato; otros volvieron a resurgir después de una etapa menos boyante.

Por ello, no está de más recordar a algunos de esos humoristas que tantas carcajadas consiguieron sacar al espectador y a muchos de los concursantes para desánimo de ellos, porque no se llevaban el premio.

Fue el salto a la fama de algunos

Sin duda uno de los más recordados es el señor Barragán (detrás estaba el actor Josep María Rubio); que con ese pinta de indigente que lleva meses sin pisar una ducha tiraba constantemente de humor ‘verde’. Tuvo una gran fama en esos años.

Al igual que su compañero de faena Marianico el Corto, que es de esos que conoció la fama gracias al programa. Su estilo de baturro, y sus tópicos aragoneses le hacían triunfar ante el público.

Otro de esos humoristas que tiraba de personaje fue Jaime Alborch que su Jaimito Borromeo encandiló a la audiencia (aunque no era un fijo del show), con esa mezcla de niño inocente pero que luego cuenta chistes de adultos. Fue el primer paso suyo para un éxito que le llegó, después, con Noche de fiesta.

Ya han pasado dos décadas y se nota

Quien no tiraba tanto de personaje, pero sí de pseudónimo era Félix el Gato que apostaba menos por los chistes verdes y sí por un estilo que conectaba muy bien con el espectador contando anécdotas del día a día.

Aunque, sin duda, otras de las almas de No te rías fue el fallecido Pedro Reyes, que con su humor en el que importaba más el cómo que el qué, conseguía que muchos de los concursantes no pudieran reprimir sus risas. Ese estilo inconfundible suyo que rayaba lo absurdo le dio un gran éxito como antes en La bola de Cristal.

También inolvidable es Emilio Laguna, que haciendo uso de época de actor de teatro, tiraba de muchos de esos recursos para conseguir hacer reír al concursante.

Quien también nos dejó fue Manolo de Vega que tras una larga enfermedad (una diabetes compleja) desde 2007 falleció el pasado 15 de julio. El humorista en su paso por el programa tiraba y mucho de sus tablas en los escenarios cantando. Su humor conseguía hacer que se riera hasta el más serio.

Otro que también intentó una carrera en la música fue Paco Aguilar, en su caso guitarrista, pero una esclerosis múltiple le hizo tener que decantarse por el humor. Y eso que el público ganó, porque el sevillano era de los que hacían reír a todo el mundo.

Son sólo alguno de la larga lista de cómicos que pasaron por el show; Manolo Royo o Arévalo más de una vez se dejaron ver, e incluso Santiago Segura acudió en los inicios del concurso pero a participar en él. Lo dicho, todo un clásico, digno de recuperar. 

Fotos: RTVE, Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Hay una campaña intensísima que llama al voto en Estados Unidos para dirimir la batalla Trump-Biden. Y, generalmente, quien impulsa el voto (que puede adelantarse ya mismo aunque las elecciones sean en noviembre) suele inclinarse por un desalojo ordenado de quien ha ocupado la Casa Blanca durante los últimos cuatro años.

Trump ganó, entre otras cosas, gracias a la abstención de votantes demócratas progresistas que veían a Hillary Clinton demasiado escorada a la derecha.

Y la pesadilla se hizo realidad.

Ver resumen Ocultar resumen

El feísmo es una característica de ciertos anuncios televisivos y la verdad es que cada vez se hacen menos anuncios feos y es una pena. Los de los recopilatorios de musicote discotequero, tecno y bailable eran spots horrendos que daban la vuelta y, a veces, no daban siquiera esa vuelta completa sino que se quedaban a medio camino del asco.

Y, sin embargo, la nostalgia es algo tan enfermizo que vemos a ese imitador de Jezulín en el anuncio de Currupipi Mix y nos da cosita.

Ver resumen Ocultar resumen

Figuras como Marwan, Ismael Serrano, El Chojín o Rayden secundan una propuesta de Buenismo Bien para reivindicar la cultura. Se trata de un (contra)vídeo que da la réplica al de "¡Viva el Rey!", donde gritaban a favor de la monarquía desde Belén Esteban hasta Bertín Osborne, pasando por Tamara Falcó, Vargas Llosa o Santiago Abascal.

Páginas