Las rupturas más sonadas de 2015 (y aún queda medio año)

Cuenta la leyenda que en verano se producen la mayoría de las rupturas del año. ¿Los motivos? Innegablemente, que las parejas pasan más tiempo juntas y es más complicado soportarte. Como decimos, es una leyenda. Hay quien se la cree y quien prefiere no hacerlo. Es más, echando un ojo a los seis primeros meses de 2015, es decir, invierno y primavera, comprobamos que si el verano es la época de las rupturas, la que se avecina es tremenda, pues ya llevamos unas cuantas en este primer tramos de año. 

Y no hablamos de rupturas cualquiera, sino de parejas de celebrities que parecían perfectas el uno para el otro. Y si no, que alguien no diga qué ha podido fallar entre Emma Stone y Andrew Garfield. En abril de 2015, por momentos, dejamos de creer en el amor, maldecimos a Cupido y comimos helado como si no hubiera un mañana. Emma y Andrew habían puesto fin a tres años de idílica relación. Por suerte (o desgracia para aspirantes), en menos de un mes la pareja había hecho las paces. Ojito con las segundas partes que ésta puede ser la buena. 

Algo parecido pasaba con Emma Roberts y Evan Peters. Ambos son jóvenes, guapos, con éxito y van hasta conjuntados. Eso sí, el incidente doméstico que tuvieron hace año y medio parece haber pesado mucho. Al final, este mismo mes de junio, han roto tras tres años juntos. También en junio rompía una de las parejas más cuquis y elegantes de todo Reino Unido: Richard Madden y Jenna Coleman. Sí, Robb Stark (uno de los guapos de Juego de Tronos) y Clara Oswald (Doctor Who) han puesto por delante sus carreras a su relación. Mal, chicos. Mal. Hacíais una pareja de cuento. 

Se veía venir

Eso sí, igual que  Cupido nos ha decepcionado con estas parejas, había otras que no se salvaban ni con 300 flechas, ¿verdad Suki Waterhouse y Bradley Cooper? Sí, la modelo y el actor rompieron, tras dos años y medio de curioso y cuetionado noviazgo. Ya no hablamos de los 17 años que se llevan, eso es lo de menos, sino de lo diferentes que parecen en las distancias cortas. Sin ir más lejos, Bradley ahora sale con Irina Shayk, 11 años menor que él, pero pegan mucho más. 

Bueno, y qué decir de Charlize Theron y Sean Penn. Nos quedamos a cuadros cuando comenzaron a salir pero cuando estaban juntos, parecían el amor hecho pareja. Eso sí, un amor con fecha de caducidad. Dos años. Lo que ha tardado la preciosa sudafricana en romper su relación con el actor con el currículum más envidiable. Y es que por los brazos de Sean Penn han pasado famosas como Lindsay Lohan, Madonna o Scarlett Johansson. ¿Qué les das, Sean? A todas tienes pero ninguna te dura. 

La novia del millón de dólares

Aunque si hablamos de rupturas que se veían venir, nada como Ariana Grande y Big Sean. Y es que cuando tu novio rapero te dedica una canción en la que te llama novia del millón de dólares con un **** (partes íntimas femeninas) de mil millones de dólares, pues como que el romanticismo queda algo olvidado. Eso sí, sobre el escenario, ambos fueron capaces de emocionar a medio mundo. Eso sí, cantando juntos y canciones bonitas. 

Ni son todos los que están, ni están todos los que son. El primer semestre de 2015 ha tenido más rupturas pero nos tememos que en lo que queda de año vendrán más. Está por ver si más sonadas que éstas. Cupido, tienes tarea, no te duermas en los laureles. 

Fotos: Gtres e Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Tras decir que borraría el programa

Ver resumen Ocultar resumen

Y no, el restaurante de Barcelona no era de Arzak

Páginas