La muy desafortunada actuación de Enrique Iglesias

A veces se intenta hacer un homenaje a una canción y no sale todo como se esperaba. Algo así es lo que le ha debido pasar a Enrique Iglesias en el Starlite Festival de Marbella. Y es que el cantante español comenzó a cantar La chica de ayer (la cual ya había versionado anteriormente) de Nacha Pop.

Y lo que escucharon los allí presentes poco o nada tenía que ver con el tema original compuesta por Antonio Vegas, que en su día acabó convirtiéndose casi en un himno generacional.

Enrique Iglesias siempre ha reconocido ser un fan del cantautor fallecido y optó en el final de su concierto por rendirle tributo. El problema surgió cuando el hijo de Julio Iglesias comenzó a confundir la entonación del tema; algunos podrían creer que se trataba de una adaptación libre, pero no, nada más lejos de la realidad. 

Un lío del que no supo salir

Lo que ocurría era que se había metido en un berenjenal del que no sabía salir. Se observa en el vídeo que Iglesias comienza a darse cuenta de que algo no va por buen camino. Por ello, se recoloca los cascos, toquetea el micro y se quita y se pone los auriculares casi después de cada estrofa. Toda una oda al despropósito como actuación. 

Parece que el retorno le está jugando una mala pasada; y lo que debía de haber sido un bonito colofón a la actuación estaba a punto de dar paso a una catarata de comentarios en las redes sociales. Y es que alguno de los asistentes al concierto lo grabó y no tardó mucho en subirlo a Youtube. El vídeo se convirtió en viral al poco de estar en la red.

Una mala noticia para un Enrique Iglesias que había visto como esta semana era noticia, en todo el mundo, gracias a que su tema Bailando había llegado a la brutal cifra de 1.000 millones de reproducciones en Youtube. 

Ver resumen Ocultar resumen

Mejor streamer del mundo en Esports Awards 2020

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido, por obra y gracia de la victoria de Joe Biden, en instantánea estrella de la televisión. Siempre con su chimenea detrás, corresponsal en EE.UU. desde un cálido interior, cambio de paradigma tras años de reporteros que pasaban frío emitiendo sus crónicas desde Times Square o una ventana con vistas a los rascacielos o una azotea con vista parcial del skyline neoyorquino.

Páginas