Kristin Scott Thomas regresa con Mi casa en París

El dramaturgo estadounidense Israel Horovitz debuta como director con Mi casa en París, su primera película que se estrena hoy mismo. Este film está basado en la obra de teatro My old lady que él mismo escribió. 

A sus 75 años de edad Israel Horovitz decide darse un descanso en el teatro y sumergirse en la aventura de dirigir una película. Una comedia tierna con un ligero toque dramático que consigue ensalzar los sentimientos y mantener al espectador atento a los líos familiares que enlazan a los protagonistas.

Es una adaptación al cinde de la obra del propio director en la que se narra la historia de Mathias (Kevin Kline), un neoyorkino de 57 años con poca suerte en la vida, (tanto en lo personal como en lo profesional) que llega a París con la intención de adquirir un apartamento que su difunto padre le ha dejado en herencia.

Lo que él no se esperaba era que el inmueble ya estuviera ocupado por Mathilde (Maggie Smith), una anciana de 92 años, y su hija Chloé (Kris­tin Scott Tho­mas) quienes llevan tiempo viviendo en dicho apartamento y no tienen ningún pensamiento de irse de allí.

Pero el problema aumenta cuando Mathias se entera de que la anciana tiene el derecho de permanecer allí hasta su muerte, debido a un contrato vitalicio que firmó con el difunto padre de Mathias. Mientras se resuelve el problema, el protagonista decide alojarse unos días en dicho apartamento, pagando un alquiler a la anciana.

Los conflictos entre Mathias y Chloé no tardan en aparecer. Unos conflictos que para saber si se convierten en amor o en tragedia es necesario ver la película.

Los secretos familiares tampoco tardan en florecer. Gracias a ellos, entenderán muchas cosas del pasado, encontrándose a ellos mismos.

Una notable interpretación protagonizada por un conocido trío de ases (el estadounidense Kevin Kline, la veterana Maggie Smith y Kristin Scott Thomas) hace de Mi casa en París una conmovedora historia que mantendrá al espectador pegado a la pantalla. Sin duda, el director no se equivocó al apostar por actores tan notables como ellos.

Aunque en un comienzo la trama puede parecer algo plana y con poco que contar, poco a poco, los secretos y las preguntas que nunca se hicieron entre los protagonistas, consiguen darle un gran giro a la trama y sumergirnos en los más profundos secretos familiares. Sin esperarlo, el espectador va conociendo las historias del pasado al mismo tiempo que los personajes y descubriendo que la familia tiene secretos que ni ellos mismos conocían. Lo que no se espera el espectador (ni los personajes) es que son precisamente esos secretos lo que les une.

Aunque el guión pueda resultar algo lento y denso, queda suavizado por los elocuentes diálogos altamente irónicos. Una comedia con un ligero toque de romanticismo y drama.

Las inetracciones de los tres personajes y la mezcla de costumbres de cada uno hace que la película gane fuerza, dotándola de gran personalidad.

Una comedia sobre el autodescubrimiento que nos hace reflexionar sobre el por que de nuestras acciones y las consecuencias que tienen en el futuro, tanto en nosotros como en los que nos rodean.

Fotos: Golem y Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Alerta spoiler: no son nada baratas. 

The Mandalorian está consiguiendo restaurar la confianza de los fans en la saga Star Wars. Una serie de calidad, con un presupuesto inimaginable y un reparto sensacional, cuya segunda temporada está actualmente en emisión. 

Obviamente, para sufragar ese presupuesto demencial, hay que recaudar fondos y en eso Disney no tiene rival. 

Ver resumen Ocultar resumen

Sorpresa generalizada porque podría hacerlo con los demócratas

Páginas