Kevin Spacey cree que Frank Underwood es más creíble que los políticos reales

Kevin Spacey ha conseguido crear con su interpretación de Frank Underwood en House of cards, uno de esos personajes que pasarán a la historia de la televisión. Un papel que le ha servido para recibir parabienes de la crítica y el favor del público. Además de algún sonado premio en forma de Globo de Oro.

Eso sí, pese a la talla del personaje y la maestría con la que desempeña el papel, el actor no se ha librado de algunas críticas. Entre ellas está la de que, tal vez, sea una figura excesiva, poco apegada a la realidad de la política; perteneciente a un mundo de ficción, pero lejos de ser algo trasladable a la realidad. Pese a cualquier crítica, Spacey ha construido y moldeado al gran underwood y hay muchos motivos para adorarlo. 

Defiende a su serie

Entre ellos, que no tiene pelos en la lengua. Una cualidad que comparte el personaje con el actor. Y es que Kevin Spacey ha vuelto a dar muestras de que cuando algo no es de su agrado está dispuesto a hacerse notar. 

Spacey y otras estrellas de series de Netflix se encuentran en Francia mostrando las líneas maestras de lo que está por venir en la plataforma líder de streaming. Entre las nuevas joyas del portal destaca otro trhiller político. Este con acento francés y con Marsella como telón de fondo y protagonista principal (aquí puedes dsifrutar del adelanto de Marseille)

Spacey ha defendio que Underwood es más real de lo que muchos han sostenido. Sobre todo porque aunque "A veces pienso que hemos cruzado la línea, hasta que pongo la televisión" y comprueba que "algunos de los candidatos parecen ficticios".

Dardos a los candidatos reales

Unos dardos del actor landazos a todos los candidatos a la Casa Blanca, aunque buena parte de la opinión publicada estadounidense los ha identificado con Hillary Clinton y Donald Trump (parece que no será de los famosos que voten al magnate)-

Por ello, no ha dudado en defender a House of cards y sus personajes de las críticas que la tachan de poco creíble. De hecho, para él los políticos estadounidenses son tan poco creíbles como Francis Underwood. Y aprovecha, también, para agugurarle un buen y próspero futuro a House of cards, pese a la reciente marcha del showrunner de la misma: Beau Willimon. 

Fotos: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

Pregunta seria y relevante

Ver resumen Ocultar resumen

El gambito de dama es una apertura de ajedrez fundamental para aquellos que jueguen o se interesen por el mundillo de los peones, alfiles, torres y demás piezas sobre cuadros blancos y negros. Después del estreno de la miniserie del momento, que lleva el nombre del movimiento, tal vez haya aumentado la afición a este sesudo juego.

Si el drama de Netflix te ha dejado con ganas de más, aquí tienes unas cuantas propuestas centradas en el ajedrez.

Te preparamos el tablero, tú mueve ficha.

Adelante. 

Páginas