Indignación por el cutre regreso de Dragon Ball

Era uno de los esperadísimos regresos; sus seguidores deseaban que el momento del retorno llegara cuantos antes; y como suele suceder cuando las expectativas son altas llega la decepción. 

La espera de cinco años con Dragon Ball no ha merecido la pena; y las críticas entre los seguidores de la serie de Akira Toriyama están siendo foribundas; sobre todo por parte de los fans japonenes que acusan a la productora de Toei Animation de no haber sido capaz de mantener el nivel de una serie mítica, que tiene un público fiel, pero a la par exigente. 

Después de que se hayan emitido los primeros cinco capítulos de la vuelta, la indignación de los fans ha comenzado fa luir por las redes sociales, sobre todo en Twitter: donde más de un usario ha mostrado su descontento por el bajo nivel de diseño que tiene Dragon Ball Super. De hecho, hay más de un montaje que une imágenes de Goku de 1995 y 20 años despues. Y no es que el protagonista haya envejecido; es que parece otro totálmente distinto. 

Una enorme decepción

De hecho, ya circulan por los blogs y por las redes sociales más de una bromma sobre cómo serán los dibujos en el sexto capítulo. Se apunta también, en tono jocoso, que es posible que el problema es que tengan dos manos izquierdas o que los dibujantes nunca antes hayan visto la serie. Al final, la serie sí está teniendo una repercusión muy alta, pero con unas críticas que no hubieran imaginado ni en sus peores pesadillas. 

La polémica ha ido creciendo como una bola de nieve, hasta tal punto que se ha dado inicio a una recogida de firmas para que los estudios Toei Animation decidan respetar a los fans y a la propia serie. Para ello les solicitan que se replanteen cómo están haciendo la serie y que intenten estar a la altura de la misma. De momento,una página española ya ha recogido más de 12.000 firmas exigiéndoles el cambio.

La mala situación del anime, una posible causa

Para los seguidores japonenes lo ocurrido es menos entendible aún, ya que con el regreso de Toriyama, que estuvo fuera del primer plano en Dragon Ball GT, se esperaba volver a disfrutar de niveles de calidad próximos a cuando el personaje comenzó en el manga. Pero nada más lejos de la realidad. 

En una entrevista en El País, Thomas Romain, uno de los pocos extranjeros que trabaja en la industria del manga japonés ha explicado que el problema de la baja calidad parte  de que la industria del anime en Japón se encuentra muy tocado Las condiciones laborales no son las mejores: muchos son freelances que trabajan desde casa y eso puede haber repercutido en un descenso del nivel. 

Sea como sea los fans de la historia de Goku-que arrancó en Fuji Tv en 1984- esperan que en futuros capítulos los productores hagan lo posible por remediar el entuerto, que se ha ocasionado y aumente la calidad para que esté a la altura de las expectativas que ellos tienen. Lo que es seguro que el sexto capítulo va a ser esperadísimo. 

Fotos: Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

A propósito de la factura de la luz

Ver resumen Ocultar resumen

La ley de compensación televisiva y tuitera

Páginas