Dexter y otros nueve serial killers inolvidables del cine y televisión

Los asesinos en serie siempre han provocado atención. El temor que inspiran y el morbo de muchos suele provocar que cualquier caso de alguien que mate con proufusión sea noticia principal de todos los medios. Y en la ficción también atrae y mucho. Son casi innumerables los casos de piscokillers que el mundo del cine y de televisión ha retratado, y ha encumbrado en determinados momentos. 

Los hay con una inteligencia sublime, capaces de matar casi sin salpicarse, psicópatas irredentos; otros que matan por cuestiones religiosas o por problemas mentales. Pero es frecuente encontrarnos con un asesino en serie en la pequeña y en la gran pantalla. Lo extraño es que en determinadas ocasiones se acaba generando empatía con él -por raro que parezca- y se teme porque lo atrapen. 

Dexter (Michael C. Hall), Dexter

Es el último gran asesino en serie de la televisión. Él era un niño normal hasta que ver cómo matan y desucartizan a su madre delante de él. Algo que le impacta tanto que acaba generándole unas ganas irrfrenables de matar. Pero él que es adoptado por un policía consigue imponerse a sí mismo un código con el cual matar. Nunca asesinará a nadie que no lo merezca, que no sea un asesino. Esa era la intención de una serie que durante sus temporadas fue una de las joyas de Showtime.

Patrick Bateman (Christian Bale) American Psycho

En su caso no tenía un problema de infancia. Bateman es un yupi propio del Nueva York de los 90 que siempre lo ha tenido todo y que carece de cualquier capacidad para sentir empatía con los demás. Su adicción a las drogas, al lujo y al culto al cuerpo, además de no valorar a nadie le convierten en un ser odioso, pero que acaba generando simpatía. Y es que su alocada forma de matar sorprende. Mata por envidia, por odiar algo de lo que tenga o lo que sea otro. 

Hannibal Lecter (Anthony Hopkins) El silencio de los corderos

Uno de esos asesinos en serie que casi que ponen de su parte al espectador. Brutal y despiadado pero con una inteligencia con la que era capaz de jugar con la mente de todo aquel que se cruzara con él. Un asesino por convicción. 

Joe Carroll (James Purefoy) The Following

Carroll es otro de esos asesinos que hace uso de la inteligencia para matar. Un profesor de literatura que embauca a sus estudiantes y al espectador, peor que esconde una oscura y cruel realiadad detrás. Y es que Carrol asesinó a varios de sus estudiantes como homenaje a Edgar Allan Poe. Un asesino un tanto especial que encumbró a un actor que nunca ha tenido reparos en hacer cualquier papel

John Doe (Kevin Spacey) Seven

Con Doe llega el turno del asesino en el que la religión está presente. Su objetivo era que pagaran siete personas como ejemplo de los siete pecados capitales. Mataba a una persona por cada uno de ellos, en una película que encumbró a David Fincher y a Brad Pitt como uno de los actores del momento.

Rene Lenier (Michaek Raymond James) True Blood

En una serie de vampiros siempre va a haber muertes, por más que sean unos vampiros que casi buscan más el sexo que la sangre. Y entre toda la pléyade de chupasangres destacaba Rene que les odiaba a ellos  y a los que tenía sexo con ellos. Así se pone manos a la obra y empeuiza a liquidar a mucho de los que tiene sexo con los vampiros. Eso sí, no se llevó por delante a Sookie para suerte de los fans de la serie. 

Jigsaw (Tobin Bell) Saw

En una lista de asesinos en serie era un pecado poder obviar al cerebro de las muertes de la saga Saw. Y hubo muchos y de muy diferentes formas. Todos saliendo de la mente de alguien capaz de hacer sufrir a la víctima hasta límites inhumanos. Tanto en lo físico como sobre todo en lo psicológico. Y eso que él a sí mismo no se consideraba un asesino. Si llega a considerarse como tal...

Gabriel Gray (Heroes) Zachary Quinto 

Su falta de empatía, su inteligenci, su malda y su ambición le llevan a matar a muchos de los que se cruzan en su vida. En su caso, además, mata para mejorar sus poderes. Y es que él adquiere las habilidades de todo aquel al que mata. Para ello se ha de comer el cerebro de los que asesina. Y así lo hace para luego ir adiquiriendo habilidades como la telekinesis, superoído, volar o una memoria eidética con la que recuerda sonidos e imágenes en cualquier situación. 

John el rojo (El Mentalista) 

Desvelar el nombre de quien era John el rojo en El Mentalista es un spoiler tremendo. Así que mejor reservarlo a un párrafo descriptico del personaje en cuestión. Es la némesis de Patrick y asesino de su hija y mujer cinco años antes de que llegara el piloto. Con el transcurrir de los capítulos se pudo saber quén era ese asesino misterioso. Pero no fue hasta la sexta temporada cuando se supo que el villano de las caras rojas sonrientes era el sherif Thomas McAllister (Xander Berkeley)

Bloody Face (Zachary Quinto y Dylan McDermott) American Horror Story

Si de asesinos en serie va el asunto no había razón para olvidar a American Horror Story, donde los asesinos encuentran un buen lugar donde habitar. Y entre ellos ha destacado Bloody Face que mataba a todas aquellas que le recordaran a su madre.

Un psicópata que arrancaba el pelo y dientes de sus víctimas y las usaba de adornos. Un comportamiento que transmitó después a su hijo que siguió la misma senda. Asesinos en serie y familiares. 

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido, por obra y gracia de la victoria de Joe Biden, en instantánea estrella de la televisión. Siempre con su chimenea detrás, corresponsal en EE.UU. desde un cálido interior, cambio de paradigma tras años de reporteros que pasaban frío emitiendo sus crónicas desde Times Square o una ventana con vistas a los rascacielos o una azotea con vista parcial del skyline neoyorquino.

Ver resumen Ocultar resumen

Con la inestimable colaboración de Maurg1

Ver resumen Ocultar resumen

Después de la tragedia, como dijo aquel, siempre sale el sol. Y, en este caso, el sol ha salido con una canción bajo el brazo. 

Horas después de la muerte de Maradona, uno de sus grandes admiradores, Andrés Calamaro, ha lanzado una espectacular versión de Bohemio, el tema que daba título a su álbum de 2013, que ha sido un bálsamo, aunque sea temporal, con el que aparcar la marcha del Pelusa. 

Páginas