Derek Zoolander y su Acero Azul vuelven de la mano de Valentino

MOMENTAZO con mayúsculas el que se ha vivido en la Paris Fashion Week. El desfile de Valentino, presentando su colección pret-a porter otoño-invierno, cuando dos figuras han emergido entre la multitud y se han llevado la ovación del día. ¿Del día? De la semana. Pero, ¿quiénes eran estos dos misteriosos e improvisados modelos?

Ni más ni menos que Derek Zoolander y Hansel estaban sobre la pasarela, dispuestos a desfilar y a levantar a todo el mundo de sus asientos. Y así lo han hecho. Se han mirado, se han retado y para delirio de las masas, han repetido la mítica escena que ambos protagonizaran en 2001, al ritmo de Don't you want me de The Human League. 

Zoolander vuelve a las pasarelas

Sí, Ben Stiller y Owen Wilson se volverán a meter en la piel de estos dos peculiares modelos. Así, aprovechando que el Pisuerga pasa por Santiago y que en París se celebra la Semana de la Moda, han aprovechado la presencia de Valentino y de un buen puñado de celebrities, para rodar una de las escenas capitales de la que será segunda parte de Zoolander.

Y sí, para todos los nostálgicos de la mítica película, Derek Zoolander ha hecho su añorada mirada Acero Azul. Y sí, también estamos seguros de que Hansel sigue siendo lo más... ¡Hansel! Lo que no se sabe seguro, pero tiene toda la pinta de que será realidad, es que Will Ferrell volverá a ser el malo (o a intentarlo) de la película: Mugatu.

Sí, el inventor de la corbata/piano volverá a intentar ponerla de moda. Que lo consiga o no dependerá de estos dos alocados modelos. Quienes sí han confirmado su presencia en esta secuela son Penélope Cruz y Justin Theroux. La pareja se suma así a un más que seguro sinfín de cameos ilustres.

Ese Hansel es ahora lo más... ¡Hansel!

Cabe recordar que en la primera entrega aparecieron personajes de la talla de Lenny Kravitz, Anna Wintour, Naomi Campbell, David Bowie o Winona Ryder. 

Puede que Valentino haya avanzado lo que se llevará el próximo invierno, pero lo que está claro es que este verano lo que se va a llevar va a ser el Acero Azul, los Frapuccinos de Moka y Naranja y los Centros Derek Zoolander para niños que no saben leer chachi. 

Fotos: Instagram

Ver resumen Ocultar resumen

Las comparaciones son odiosas. 

Pero en este caso, vamos a comparar a Cristiano Ronaldo con Iker Casillas. 

Ver resumen Ocultar resumen

Que París ardiera fue aliciente (y no menor) a la hora de constituir Mayo del 68 como mitología en la que el fervor revolucionario podía combinarse con unas gotas de Chanel nº5. Las imágenes de aquellos días hicieron unas fotografías extraordinarias gracias a las barricadas que se ubicaron en los bulevares parisinos. Y así hasta hoy. Es decir, que una barricada ardiendo resulta un icono con fortísima potencia y pone a Ferreras o Vicente Vallés (incluso a Pablo Motos) en posición de firmes, con la bayoneta calada. Lógicamente.

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización nos conduce a lugares donde es imposible cualquier discusión sosegada. "¡Fascista!". "No, fascista tú, y además cabrón!". Ese es el nivel. Y en Twitter el mal tono se eleva a la enésima potencia. Sin embargo, de vez en cuando hay reflexiones que merece la pena leer. Es lo que ha sucedido con Marwan, que en un larguísimo hilo (no exento de autoironía en un humorístico giro final) ha explicado las contradicciones que conlleva defender la libertad de expresión, el derecho a manifestarse y otros asuntos.

Por ejemplo, el de la violencia policial.

Páginas