Los mejores cameos de la historia de 'Friends' y la única negativa

Han pasado casi 15 años desde que 'Friends' se despidió y la comedia más relevante de la historia sigue dando que hablar.

De hecho, con la fiebre de reboots y remakes que asola Hollywood, los fans de la serie siguen soñando con que los seis protagonistas vuelvan a reunirse. Eso sí, que se den prisa porque Matthew Perry no es que se esté cuidando en exceso últimamente. 

La pregunta que todos se hacen es, ¿por qué triunfó tanto 'Friends'? Lo cierto es que cada persona tiene una respuesta a esa pregunta. Desde los guiones, a las tramas, pasando por los personajes. 

ADEMÁS: Los 10 mejores capítulos de la historia de 'Friends'

Ahora, si hubo un elemento que ayudó a engrandecer la figura de 'Friends' como la mejor comedia de la historia fueron sus cameos. Actores y actrices de renombre, por los que Hollywood se peleaba y lo sigue haciendo, pasaron por la serie a lo largo de 10 temporadas. 

Algunos, incluso, tuvieron papeles regulares que gustaron en mayor o menor medida. Y es que era complicado estar a la altura de estos seis monstruos de la interpretación, ¿verdad, Elle Mcpherson

Hasta la Duquesa de York, Sarah Ferguson apareció en la serie cuando Joey fue a Londres para la boda de Ross y Emily. Además, en este viaje a la capital británica, Rachel tuvo de compañero de asiento a Hugh Laurie (el Doctor House).

ADEMÁS: 14 expresiones que sólo entenderás si eres fan de 'Friends'

Curiosamente, sólo hubo una persona que se negó a salir en la serie del momento. El ex Beatle Paul McCartney fue el único famoso que rechazó la propuesta de aparecer en Friends. Rehusó a hacer el papel de suegro de Ross mediante un fax escrito por el propio cantante en el que decía que no podía porque en esa época estaba muy ocupado.

El papel de Steven Waltham pasó entonces a manos de su compatriota, el actor británico Tom Conti, quien fue nominado al Óscar en 1984 por su papel protagonista en 'Reuben, Reuben'.

Fotos: NBC

Ver resumen Ocultar resumen

El gambito de dama es una apertura de ajedrez fundamental para aquellos que jueguen o se interesen por el mundillo de los peones, alfiles, torres y demás piezas sobre cuadros blancos y negros. Después del estreno de la miniserie del momento, que lleva el nombre del movimiento, tal vez haya aumentado la afición a este sesudo juego.

Si el drama de Netflix te ha dejado con ganas de más, aquí tienes unas cuantas propuestas centradas en el ajedrez.

Te preparamos el tablero, tú mueve ficha.

Adelante. 

Ver resumen Ocultar resumen

Quien pensara que la reunión del reparto de El Príncipe de Bel-Air iba a ser una más de las muchas que ha habido, o de las que el propio elenco ya ha celebrado, está en un error mayúsculo. 

Páginas