David Bowie estuvo a punto de trabajar en El señor de los anillos

Hace muy poco que falleció a los 69 años, víctima de un cáncer y quizá, por ello, es probable que con frecuencia aparezcan recuerdos, anécdotas y curiosidaes de uno de los icónos de la música británica y mundial del siglo XX.

Está claro que todo el mundo reconoce y conoce su brillante trayectoria y legado como cantante. Canciones como Heroes, Last Dance o Life on Mars perdurarán para siempre en el recuerdo de varias generaciones. 

Un gran currículum en el cine 

Al igual que también pesaron sus distintnos papeles en el cine. Un currículum cinematográfico jalonado de algunos célebres títulos como El Ansia (drigida por Tony Scott, director a la sazón de Top Gun); además de Dentro del laberinto, o el trabajo con David Lynch en Twin Peaks; Fire Walk with me . Esta última regresará en breve, otra vez como serie. 

En una de sus últimas incursiones importantes nos fascinó siendo Nicola Tesla en El truco final de Christopher Nolan. Pero ahora, se ha podido saber que antes de este último proyecto, unos años antes en concreto, le llegó una de las grandes oportunidades cinematográficas que le hubieran catapultado al estrellato en el séptimo arte. 

Así lo ha desvelado el actor Dominic Monaghan en una entrevista concedida a The Hufington Post. El actor que se embuitó en la piel del hobbit Merry ha contado cómo sucedió todo.

Él acababa de firmar por la agencia Hubbard -de las más prestigiosas en Estados Unidos- y acudió a hacer una audición para el papel que luego obtendría en la trilogía de Peter Jackson. El actor recuerda que "yo estaba en la sala de espera leyendo una revista cuando David Bowie entró, firmó en la lista y se metió en la sala de audciones".

Lo sorprendente no es ya que hiciera la prueba y le descartaran o se descartara él, sino también por el papel que se postuló. Ya que Monaghan se aventura a decir qué rol hubiera jugado: "Creo que hizo la prueba para el papel de Gandalf, no puedo imaginármelo en otro personaje. Es posible que probara con algún otro"

Pudo haber sido Gandalf

Y relata también lo maravilloso que fue encontrarse para él en esa situacón, dada la admiración que sentía por el artista. "Soy un enorme fan de Bowie, tuve la suerte de conocer a su hijo -el director de cine Duncan Jones-  y verle en persona fue algo muy especial para mí". 

Todo aquel que haya visto El señor de los anillos sabrá que dicho papel no fue a parar a las manos de Bowie, sino que recayó en Ian McKellen (el cual ha protestado por la discriminación a los gays en Hollywood). Y la verdad sea dicha, cuesta mucho, mucho, imaginar a alguien que no sea él, siendo ese mago de la Tierra Media que luchaba contra Sauron. 

Fotos: Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

La Comunidad de Madrid, gobernada por PP y Ciudadanos al alimón (con el apoyo de Vox), ha hecho pública la lista de premios 8M que galardonan a quienes luchan por la igualdad entre hombres y mujeres. Y entre las premiadas están desde las Hijas de la Caridad de San Vicente Paul hasta Coral Bistuer pasando por la abogada Cruz Sánchez de Lara o la futbolista Jennifer Hermoso.

La televisión tiene un hueco en estos premios.

Ver resumen Ocultar resumen

El humor de Malacara es ya un clásico de Twitter al que hay que acudir para desintoxicarse del mal rollo que suele cundir en la red social del pajarito. O sea, Malacara no renuncia a la crítica social y el debate político pero siempre desde la risa y sin la acritud cercana al insulto de tanta opinión tuitera.

De hecho, Malacara ha resumido a la perfección la obsesión de ciertos informativos por Unidas Podemos en general y Pablo Iglesias en particular.

Aplausos, Neurona, niñera y otros elementos reales o imaginarios suelen formar parte de las escaletas.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de opinar continuamente sobre todas las cuestiones habidas y por haber es algo muy de estos tiempos y no digamos en Twitter. También es algo muy español. De hecho, hay una cita que lo mismo se atribuye a Azaña que a Machado y dice: "Si los españoles hablásemos sólo de lo que sabemos, se produciría un inmenso silencio que podríamos aprovechar para el estudio". Esa nos gusta. Y también otra de Azaña: "En España, si quieres guardar un secreto, lo mejor es escribirlo en un libro".

Pero a lo que vamos.

Páginas