Bertín Osborne y Arévalo reivindican su derecho a hacer "chistes de mariquitas"

Tanto Bertín Osborne como Paco Arévalo ya expresaron ese sentimiento cuando ambos se encontraron en la casa del andaluz, con las cámaras de TVE como testigas, en En la tuya o en la mía. Los dos personajes populares mostraron su descontento, por el hecho de que lo políticamente correcto impere y no puedan hacer chistes de tartamudos. 

Ahora, de nuevo la polémica persigue a estas dos estrellas patrias, que aterrizan en Barcelona para continuar con su espectáculo constumbrista de Dos mellizos, que va ya para seis años en la carretera. 

Ahora están en Barcelona

El nuevo punto de parada es Barcelona. Y allí se han ido los dos amigos, a animar una tarde o una noche a aquellos habitantes de la ciudad condal que decidan acudir al pasado, y pasarse por la obra de los dos cómicos. 

Y es que el humor del que hacen uso, y que reivindican, no obedece a ninguna corriente actual. No son muy de seguir las tendencias de los monologuistas del momento. Ambos son partidarios de disfrazarse de monja o de que Arévalo se ponga un tutú para que Bertín le cante. Incluso no es un imposible que Osborne rescate su pasado de galán de telenovelas en las tablas. 

Hartos de lo políticamente correcto

Los dos personajes han llegado a Barcelona y han concedido una entrevista a La Vanguardia en la que han dejado más de un titular que va a levantar polémica; pues no entienden la dictadura de lo políticamente correcto. Y así se expresó Arévalo: "Si es que cuando alguien se enfada por un chiste de mariquitas suele ser alguien que no tiene ni idea. ¡Pero si ahora hay series en televisión con mariquitas de verdad y mariconeando!"

Siguiendo esta línea insiste en ello y explica una anécdota que le sucedió en Andalucía: "Me llamó mucho la atención una ocasión en que fui a Sevilla a hacer un programa y me pusieron una cantidad de condicionamientos antes de salir… ‘No hables de los tartamudos, no te metas con los mariquitas, esto otro ni tocarlo…’. Coño, ¿dónde estoy, en Sevilla o en Alemania?”.​

Viendo el terreno que estaba pisando su amigo, Bertín Osborne quiso insistir en ello y defiendió los argumentos expresados por el humorista: "Nadie hace un chiste así con deseo de ofender. En los últimos 15 años, en España se ha perdido el sentido del humor. Esto parece otro país, tiene razón Paco. Aquí nos reíamos de nosotros mismos, yo el primero. Es todo muy ridículo"

Fotos: RTVE/Redes sociales

Ver resumen Ocultar resumen

Se ha convertido, por obra y gracia de la victoria de Joe Biden, en instantánea estrella de la televisión. Siempre con su chimenea detrás, corresponsal en EE.UU. desde un cálido interior, cambio de paradigma tras años de reporteros que pasaban frío emitiendo sus crónicas desde Times Square o una ventana con vistas a los rascacielos o una azotea con vista parcial del skyline neoyorquino.

Ver resumen Ocultar resumen

Con la inestimable colaboración de Maurg1

Ver resumen Ocultar resumen

Después de la tragedia, como dijo aquel, siempre sale el sol. Y, en este caso, el sol ha salido con una canción bajo el brazo. 

Horas después de la muerte de Maradona, uno de sus grandes admiradores, Andrés Calamaro, ha lanzado una espectacular versión de Bohemio, el tema que daba título a su álbum de 2013, que ha sido un bálsamo, aunque sea temporal, con el que aparcar la marcha del Pelusa. 

Páginas