Ben-Hur: 10 razones por las que nos sigue gustando tanto

Como cada Semana Santa, vuelve Ben-Hur a la tele. Es la película ideal de sobremesa, perfecta para esa hora de la siesta en la que toca digerir las torrijas de la abuela

El caso es que Ben-Hur se estrenó en 1959 pero aguanta el paso del tiempo sin perder un ápice de emoción.

¿Y por qué Ben-Hur sigue gustanto tanto?

He aquí 10 razones que pueden explicarlo.

1. Sale Charlton Heston

charlton-heston-con-su-oscar

De hecho, Charlton Heston ganó un Oscar por su papel protagonista en esta gran producción de Hollywood.

Aclaremos: Ben-Hur ganó en total 11 premios Oscar. Casi nada. Y ojo, que no todas las obras maestras del cine se llevaron la estatuilla a Mejor Película, como ya repasamos. La Academia y sus injusticias llevan años haciendo de las suyas. 

La cuestión es que si sale Charlton Heston, las películas de la tele para la sobremesa ganan puntos. ¿O no pasa igual con El planeta de los simios o Cuando ruge la marabunta?

Charlton Heston fue una estrella, un icono de la virilidad a la vieja usanza y, al final de su vida, un defensor del derecho a portar armas. Pero en Ben-Hur está inmenso. Pura presencia y poderío físico.

2. Las de romanos siempre funcionan

una-de-romanos

Suponemos que Hollywood dejó de hacer tanta peli de romanos porque salían muy caras pero lo cierto es que funcionaban en taquilla y siguen funcionando.

El cine de romanos tiene la grandiosidad de sus escenarios impresionantes, sus escenas de masas, su violencia con fieras, espadazos y traiciones de todo tipo. Además, muchos actores aprovecharían, como hacen algunos de sus compañeros, para llevarse objetos icónicos de sus películas. Véase: cuádrigas, cascos, látigos...

Imposible aburrirse con una de romanos. Véase Gladiator. Gran película de Ridley Scott que nunca hubiera existido sin Ben-Hur.

3. Es cine para toda la familia

escena-familiar-de-ben-hur

Porque Ben-Hur la ha visto la abuela (sí, la de las torrijas), los padres y la nieta. Todo el mundo.

Ben-Hur regresa cada Semana Santa como Raphael en Navidad con su tamborilero.

Y en el sofá, dejándose mecer por el duermevela, no hay mejor plan para pasar la tarde.

4. Dura lo indecible

ben-hur-pasandolas-canutas

Lo cierto es que ahora las películas duran muchísmo (ejemplos: Los malditos Ocho, El renacido...) pero antes no era tan habitual. 

Ben-Hur dura 211 minutos y ese metraje da para muchísimo. Curiosa comparación que surge cuando algunos actores se han llevado un Oscar a Mejor Interpretación... ¡por menos de 20 minutos en pantalla!

Y también para que la tarde de un festivo vaya deslizándose hacia su natural modorra.

5. La carrera de cuádrigas

la-famosa-carrera-de-cuadrigas

Mira que ha llovido desde el estreno de Ben-Hur pero es salir la carrera de cuádrigas en la pantalla y el personal se queda absorto.

En su momento, la carrera de cuádrigas fue un alarde técnico prodigioso: por la dificultad para rodar algo así y por el despliegue de medios.

Y pasa el tiempo y ahí sigue hipnotizándonos.

6. Un clásico es un clásico

charlton-heston-luciendo-torso

Las grandes películas de todos los tiempos siempre merecen una revisión más.

William Wyler dirigió Ben-Hur.

Se trata del director de otras obras maestras de Hollywood como Vacaciones en Roma o Los mejores años de nuestra vida.

Curiosamente, después derivó sus pasos hacia un cine mucho más teatral y pequeño y firmó La calumnia, una pequeña gran película con Shirley McLaine y Audrey Herpburn.

Pero Ben-Hur es su clásico a la altura de Lo que el viento se llevó.

7. Tiene un subtexto para entendidos

ben-hur-en-plan-filogay

Lo contó en muchísimas ocasiones el escritor Gore Vidal, que participó en la elaboración del guión de la película.

Según Gore Vidal, los guionistas se divirtieron introduciendo un subtexto homosexual en la relación entre Ben-Hur y su gran amigo Messala.

Y es cierto que en algunas escenas ambos personajes parece algo más que amigos del alma.

Gore Vidal asegura que dicho componente homosexual contaba con la complicidad del actor Stephen Boyd pero que a Charlton Heston no le dijeron nada porque, en fin, él no era de los que le gustaban esas cosas.

Recordemos otra vez que Charlton Heston encarnó al macho estadounidense votante del Partido Republicano y partidario de llevar un revolver. 

Pero ahí queda ese guiño homosexual en la película.

Para entendidos.

8. La túnica os sienta tan bien

haya-harareet,-la-chica-de-ben-hur

Cierto es que Ben-Hur es una película muy de hombres pero también está la chica que roba el corazón del protaganista.

Ella es Haya Harareet (Esther en la peli) y es una actriz israelí.

Su carrera luego continuó con algunas producciones internacionales. Se casó con el director de cine británico Jack Clayton.

9. Ese jeque

ben-hur-y-el-jeque

En una película tan inmensa, los personajes episódicos son imporantes.

Es el caso del jeque Ilderim, interpretado por Hugh Griffith, y que es bueno y malo a la vez.

Un personaje turbio, de esos que hacen crecer los relatos.

10. Habrá Ben-Hur 2016

ben-hur-2016

Ya, ya, ¿qué necesidad había?

Pero sí. 

Ben-Hur tiene su versión 2016 y la dirige un tal Timur Bekmambetov.

Sale Morgan Freeman y a lo mejor está bien y todo, aunque el tráiler no es que corrobore, precisamente, esa teoría

Sin embargo, para la sobremesa de la Semana Santa siempre será el Ben-Hur original quien suene en el fondo de nuestros sueños, allá en el sofá, con la tarde espaciándose y el olor a torrijas por toda la casa.

Las tradiciones, incluso las de la tele, suelen ser agradables.

Ver resumen Ocultar resumen

Y lo hace con un genial vídeo con su hijo y su nieto

Ver resumen Ocultar resumen

Hubo unos años (allá por los 80 y primeros 90 del pretérito siglo XX) en los que se hicieron multitud de adaptaciones cinematográficas de obras literarias españolas y salió de todo: películas excelentes y películas pésimas. Luego hay quien ha perserverado y ahí está la atrevida adaptación de El Quijote en la que se dejó la salud el gran Fernando Rey (ya con una muy avanzada edad) y que, dirigida por Manuel Gutiérrez Aragón, salió regular. Adaptar a Cervantes es un imposible. Hasta que venga alguien y lo haga bien.

Ver resumen Ocultar resumen

El cómic es una fuente de inspiración cinematográfica indudable pero no todo son superheroínas o superhéroes en el cómic. Más allá de la Marvel y DC hay todo un mundo de excelentes novelas gráficas que, en más de una ocasión, se han convertido en películas estimables.

Aquí va una lista con algunos títulos que merece la pena reivindicar.

También se nos ha colado alguna película (ejem) discutible.

Pero juzgue cada cual.

Páginas