Así es Ruby Rose, la nueva presa sexy de Orange is the new black

La tercera entrega de Orange is the new black ya ha llegado. Sí, Netflix ha adelantado unas horas el estreno, y ya ha compartido la tercera entrega de las aventuras y desventuras de Piper, Alex y las presas de la cárcel federal de Litchfield. Una tercera entrega que, con 14 capítulos, será la más coral hasta el momento... ¡y la más sexy! Algo en lo que han coincidido todas sus protagonistas. Y mira que las dos primeras tuvieron tela. 

Pero claro, viendo el fichaje que ha llegado a la cárcel, es normal que todo el mundo coincida en que la temperatura va a subir entre rejas. Hablamos de Ruby Rose Langenheim, más conocida como Ruby Rose, quien encarnará a Stella Carlon. Una joven con un peculiar e hiriente sendido del humor que despertará un alto grado de curiosidad en Alex y Piper. ¿Se avecina tormenta entre la pareja de moda de la cárcel? 

Que a nadie le extrañe. No hay más que ver a la buena de Ruby Rose para verificar que su magnetismo felino es espectacular. La joven, de 29 años, es toda una estrella en su Australia natal. Modelo, DJ, actriz, presentadora en MTV e imagen de Maybelline en el país. Casi nada. Quién no mataría por estar con ella. 

Es más, que nadie descarte nuevas muertes en OITNB esta temporada. Es lo que tiene abrir el abanico de tramas en una cárcel. Quien quiera saber más, no tendrá que esperar demasiado. Este sábado, 13 de junio, Canal + Series estrenará la tercera temporada de la serie. Sí, señores, tan sólo un día después que en Estados Unidos. Así, sí. Y sí, en Yomvi también estará la temporada completa, para quien quiera hacer un maratón de fin de semana. Planazo. 

Fotos: Canal +

Ver resumen Ocultar resumen

Pulp latino de la mano de Álex Pina y Esther Martínez Lobato

Ver resumen Ocultar resumen

Lo último de Los Chikos del Maíz se titula David Simon. Para qué mas. Un homenaje a un nombre fundamental de la ficción audiovisual, creador de maravillas como The Wire o Treme. Y el espíritu de lucha que se agota.

La verdade es que Los Chikos del Maíz no se rinden.

Páginas