Anclados 1x06:¡Llega la revolución!, Cristiano Ronaldo a bordo del barco

El sexto capítulo de Anclados traía muchas sorpresas a babor y a estribor. Todo comenzaba por un sorteo por parte de la directora del barco, una rifa para premiar a los empleados. Algo inaudito en la mente de la fría, calculadora de la distante Marga Santaella. Para colmo al sacar el papelito sale como agraciado para el viaje a Cuba el supervisor Mariano y hermanísimo de Marga.

Hasta ahí todo perfecto, pero, ¡cómo no!, había gato encerrado.Y es que resulta que Marga le confiesa a Joseph, el recepcionista, que el mismísimo Cristiano Ronaldo iba a subir al barco, y no quería que el astro viera a su hermano y se llevara una mala impresión del crucero.

Y entre cámaras, gafas de sol, vítores y muchos gritos de sus seguidores apareció la estrella del Real Madrid en el Ancla II.

El futbolista lo único que quiere es hacer sus sesiones de fotos y relax, pero es tal el revuelo que causa que lo que menos hay en el barco es tranquilidad. Todos quieren impresionar a la estrella, quieren hacerse fotos con él y, curiosamente, piensan en negociar con ello. Incluso Tere se pone un modelito de los más sexy y asegura ser la masajista de Ronaldo. Campillo hace lo mismo y aparecen los dos dandole el maseje el astro que mira muy mosqueado.

Un cumpleaños muy especial

Y entre gritos y aplausos a Cristiano, llega un acontecimiento al barco, el cumpleaños de Olivia, la hija adolescente de Gabriel y Marga. Su padre, al no tener regalo preparado se las tiene que ingeniar para pensar qué regalarle a su niña. Palmira le vende una tablet, de procedencia no muy segura; un regalazo para la chica.

El problema llega cuando Tere entra en la habitación y, sin quererlo ni beberlo, cambia la bolsa del regalo. Por ello, Gabri aparece en plena cena y le da orgulloso a su hija la bolsa. Cuál es su sorpresa cuando aparecen, dentro de la bolsa una bragas comestibles.

Por su parte, Mariano, le entrega a su sobrina un sobre con su regalo: hacer la vista gorda, para una  ocasión en la que la joven haga alguna cagada y necesite de su ayuda.

Y Palmira roba delante del Rai, una mesita cargada con muchos platos del catering de Ronaldo para llevarlos al cumpleaños de Olivia.

Por otro lado, Natalia ve a la que era una de sus mejores amigas de la chupipandi. Cuando la amiga no ve a Natalia, ella se viste rápidamente y se pone a limpiar; pero delante de su amiga Natalia finge ser una niña pija y se pone su bikini para bañarse con Cuca en la pisci.

Cuando Palmira le pilla señala apunta: me da igual que estén en bikini, en trikini o en Mari Trini y le pone a currar.

Y cuando Cuca va a recepción a poner 30 reclamaciones, ve a Nata vestida con su uniforme le dice: ¿qué haces disfrazada de pobre? y ¿por qué vas como una chacha si no eres Filipina?

Todo acaba con reconciliaciones y con el móvil de Ronaldo que avisaba de que se estaban separando de la costa. Y, es que parece ser que la tranquilidad en este barco no existe.

 

Fotos: Mediaset y Twitter.

Ver resumen Ocultar resumen

Estupefacción entre los candidatos a Mejor Ficción

Ver resumen Ocultar resumen

Sorprendente cifra revelada por Antonio Montero

Páginas