9 actores que siempre serán un personaje

Todo actor a lo largo de su carrera ansía que le llegue un guión con el que poder lucirse en todo su esplendor; aquel que le lance al estrellato, que le permita ser un actor o actriz conocida. Y a veces, llega la llamada del representante y sí, ha llegado el momento de afrontar ese papel lleno de matices, espléndido que acaba por mostrarlos como gente capaz de bordar una actuación.

Pero, a veces, ocurre que el actor lo hace tan bien, encaja tanto con el personaje que ya nunca será otro más que ese con el que alcanzó el máximo nivel. No deja de ser injusto que a profesionales de una larga trayectoria, al final sólo se les recuerde por un papel, pero al menos suele ser tan bueno que dejan ese gran legado. 

Un claro ejemplo de lo mencionado es James Gandolfini, que para muchos y más tras su muerte en 2013, ya siempre será Tony Soprano: el carismático jefe de la mafia de Nueva Jersey, que durante siete temporadas (la sexta se dividió en dos) encarnó la dureza, la inteligencia de un capo de la mafia que tenía problemas tan cotiadianos como la ansiedad. Tras el final de la serie, él intentó otras incursiones en el cine, pero ya siempre sería Tony Soprano.

Papeles tan grandes que no se olvidan

Algo muy parecido amenaza con pasarle a Bryan Craston y su, ya papel para la historia, de Heinsenberg. El fenómeno Breaking Bad lo invadió todo y a él le dio premios, reconocimiento pero seguro ya le será muy dificíl separarse de Walter White, de la metanfetamina y de Albuquerque para el resto de su carrera. 

Quien tampoco podrá, ni querrar tachar de su currículum a su personaje más carismático es Hugh Lauire. ¿O en realdiad se llama Gregory House? Fue al la unión entre el actor y el carismático, brillante e irónico doctor House. 

Pero no sólo en la televisón, como es el caso de Jon Hamm y Don Draper, hay casos de actores que están íntimamente relacionados con un personaje para siempre; en el mundo del cine también hay más de un caso como es Daniel Racdliffe, que será incapaz de dejar de ser Harry Potter el resto de su vida. Muy difícil lo tendrá al menos.

Algunos intentaron tener algún personaje más

Como también le sucedió a Michael J. Fox y su inolvidable Marty McFly en Regreso al futuro. Él luego, ha seguido siendo un actor reconocido que ha tenido sus papeles tanto en cine como en televisión, pero nunca ha dejado de ser aquel chico que se viajaba en un Delorean al pasado. 

Igual unión que tuvo ya para siempre Christopher Reeve y su personaje de Superman. Verle sin el traje y la capa roja de superhéroe era del todo imposible.

Aunque es la televisión quien más marca deja en cuanto a ser igual a un personaje, y será tal vez por aquello de mantenerse en el tiempo en pantalla. ¿O hay alguien que vea a Fred Savage y no recuerde que era el niño de Aquellos maravillosos años?  Sería imposible hacerlo

Otro que pertenece a ese club es Kelsey Grammer; y es que no extraña que la mayor parte del público lo conozca más por Frasier que por su nombre real. Además, él que fue el mismo personaje en dos series lo es con más motivo.

Fotos: Redes sociales