6 películas en la que los actores tomaron alguna copa de más

Hay en ocasiones en las que a un actor le piden que se meta mucho en el personaje. De hecho, alguno lo hacen de tal forma que acaban llevando a su cuerpo a cambios extremos: algo así como lo que ha hecho en más de una ocasión Christian Bale para meterse en un papel. 

Pero a veces cuesta mucho no sentir ridículo al verse a uno mismo, por muy gran actor que se sea y, tal vez, sean necesarias ayudas externas. Algo a lo que puede ayudar una copa. Eso sí, sin pasarse ya que puede acabar la situación dando lugar a la suspensión del rodaje. 

No fue tal cosa en estas seis escenas que han recopilado desde la web Dorkly, donde nos muestran un vídeo con 6 momentos de seis filmes en los que los actores tiraron de algún licor como suplemento para la escena en cuestión.

Billy Bob Thorton

Al ex marido de Angelina Jolie -al cual adoramos un poco más desde Fargo- no es que le gustara estar en todo momento con la petaca en la mano. A él le tocó meterse en la piel de un Santa Claus un tanto peculiar en Bad Santa (una de esas películas que hay que ver sí o sí en Navidad) y como el personaje estaba casi siempre bebiendo él decidió hacer lo propio. 

Hay que decir, eso sí, que el resultado fue que Billy Bob Thorton bordó el papel y dejó para el recuerdo el Papa Noel más macarra que se recuerda. 

Natalie Portman y Mila Kunis 

Son dos de las actrices más deseadas de Hollywood y ambas dejaron una de esas escenas de pasión que es recordada por todos sus seguidores.  Su escena en El cisne negro causo furor (como estos otros once besos entre chicas). Se llegó a publicar que entre las dos se tomaron una botella de tequila para hacerlo

Pero según dijo, en una reciente entrevista, Mila Kunis ese rumor no era cierto y ninguna de las dos necesitó tomar copa alguna para grabar. 

Martin Sheen

Mucho se ha escrito siempre sobre la capacidad de improvisación de los actores. En ello Marlon Brando era el gran maestro y los directores sabían aprovechar su talento. 

Y algo así fue lo que hizo Francis Ford Coppola en Apocalypse Now. Martin Sheen llegó bebido al rodaje, y tuvo que grabar una escena en la que acabó rompiendo un cristal. A Coppola le gustó tanto que la incluyó en el montaje final de la película. 

Brad Pitt y Edward Norton en El club de la lucha

De El club de la lucha se han escrito infinidad de anécdotas. No en vano, el ser una película que marcó a toda una generación da para ello. Y entre alguna de las curiosidades el mítico filme de David Fincher hay que decir que los dos actores que dieron vida a Tyler Durden (por cierto, los dos forman parte del club de DiCaprio entre los que tiene un Oscar) rodaron una escena con alguna copa de más. 

En concreto la escena en la que acaban jugando en la calle a golf no estaba prevista. Justo antes habían rodado varias secuencias en las que tenían que beber. Así que acabaron un poco perjudicados y Fincher aprovechando el momento. 

John Leguizamo y Bob Hoskins en Super Mario

Los dos actores se metieron en la piel de Mario Bros y Luigi en Super Mario. Durante el rodaje el estress era constante hasta el punto de que los guiones se cambiaban casi en el mismo día. Además de que Hoskins no es que tuviera un rodaje muy cómoda; ya que le apuñalaban, electrocutaban y casi que asfixiaban.

Dicen desde Dorkly que eso provocó que tomaran alguna copa para rodar. Si es verdad iba a ser complicado ir en el Mario Car. 

Daniel Radcliffe

Ha sido el propio actor quien ha confesado recientemente que la presión de meterse en la piel de un personaje como Harry Potter, con tantos y tantos seguidores en todo el mundo, la que le llevó a caer en el problema de la bebida. 

Eso sí, en ningún caso alguna de las escenas de las distintas películas pareciera mostrar que  Radcliffe había cometido algún exceso con la bebina. 

Ver resumen Ocultar resumen

Mientras la prohibición no alcance a las salas de cine, existe la posibilidad de adentrarse en la penumbra para ver los estrenos de cada viernes y que la pandemia nos sea ajena durante un rato. Aunque no podamos olvidar la mascarilla, la distancia de seguridad y (a ser posible) nos toque obviar las palomitas y otras chucherías de la experiencia, menos es nada. Pero vamos a lo que vamos. Estrenos que llegan este largo puente.

Y hay, por lo menos, tres películas que tienen su aquel.

Ver resumen Ocultar resumen

Ha anunciado esta semana que tiene cáncer. Pero la moral la conserva alta, intacta, como alguno de esos viejos vaqueros (Valor de ley, Comanchería) que ha interpretado a lo largo de su carrera. Es Jeff Bridges, un veterano majestuoso.

Padece un linfoma.

Lo anunció aludiendo a su personaje en El gran Lebowski (The Dude, El Notas).

Y aprovechó (en tan delicado momento personal) para animar a los estadounidenses al voto. Genio y figura.

Ver resumen Ocultar resumen

Luego puede que le salga genial (como El sexto sentidoEl protegido -entre otras-) o fracase estrepitosamente (como con Señales y El bosque -entre otras-). Pero no se puede negar que el punto de partida argumental de Old, el nuevo proyecto cinematográfico en el que está embarcado M. Night Shyamalan, resulta de lo más estimulante.

Páginas