Miki Nadal compara Twitter con la ludopatía y Twitter le responde

Generalizar y meter a millones de personas en un mismo grupo, suele ser un error. 

Hacer esta generalización, incluyendo una comparación con una enfermedad como la ludopatía, es un error mayúsculo. 

Y si para colmo, todo tiene Twitter, no sólo como escenario, sino como diana de la crítica, apaga y vámonos. 

ADEMÁS: Acertijos lógicos que te harán pasar un buen rato

Pues bien, todos estos elementos erróneos son los que ha acumulado Miki Nadal en un solo tuit. 

El presentador, como mucha gente, parece estar cansado del odio, mal rollo, noticias falsas y demás que, a diario, circulan con libertad en Twitter. Ahora, de ahí a hacer la acusación y comparación que ha hecho, precisamente con un tuit, hay un salto realmente importante. 

"Soy de la opinión de que los que se pasan el día en Twitter, escribiendo y retuiteando, son gente con demasiado tiempo libre, de la que no te puedes fiar y que, o bien no tienen amigos de verdad, o no les hacen casito en casa. Tienen una adicción similar a otras como la ludopatía". 

ADEMÁS: Así han cambiado los presentadores y presentadoras de televisión

Ufff, mucho desprecio en tan sólo 280 caracteres. Por mucho que te hayan dado palos en Twitter, meter a todo tuitero adicto en el saco de basura que ha creado, no parece lo más acertado. 

De hecho, así se lo han hecho saber los tuiteros en masa. Más de un millar de personas han entrado al tuit para responder, debatir y charlar de forma educada, amistosa y abierta con Miki Nadal. 

ADEMÁS: Actores y actrices olvidados de los 90

Obviamente, esto no es así. 

Sí ha tenido más de mil réplicas, pero la gran mayoría hostiles, insultantes y tocando temas personales. Es lo que tiene agitar el avispero. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

La polarización nos conduce a lugares donde es imposible cualquier discusión sosegada. "¡Fascista!". "No, fascista tú, y además cabrón!". Ese es el nivel. Y en Twitter el mal tono se eleva a la enésima potencia. Sin embargo, de vez en cuando hay reflexiones que merece la pena leer. Es lo que ha sucedido con Marwan, que en un larguísimo hilo (no exento de autoironía en un humorístico giro final) ha explicado las contradicciones que conlleva defender la libertad de expresión, el derecho a manifestarse y otros asuntos.

Por ejemplo, el de la violencia policial.

Ver resumen Ocultar resumen

Lo de Díaz Ayuso en la Asamblea de Madrid con un adoquín en la mano ha dado lugar a memes y comentarios de toda clase y condición. Naturalmente, se ha señalado el copyright de tan ostentoso gesto político: el gran Albert Rivera, que antes de llevar a su partido a la ruinita salió con un pedrusco en la mano para agitar las aguas de un debate entre candidatos que le miraron entre la perplejidad y el cachondeo.

Ver resumen Ocultar resumen

Y no sólo a Toni Cantó. La derecha patria estaba en Twitter exultante porque en el programa más visto de Antena 3, un espacio infantil en el que primero se opina de políitca y luego hay experimentos del QUIMICEFA, Carlos Alsina disparó crítica tras crítica contra Pablo Iglesias. 

Pero a lo que vamos.

Fue a divertirse a El Hormiguero el mismísimo Carlos Alsina.

Y Pablo Motos, como quien no quiere la cosa, le dio carrete para que pusiese a caldo a Podemos.

Lo previsible. Toni Cantó disfrutó como un niño con la velada.

Páginas