Mario Casas se hace un Satisfyer en 'La Resistencia' y Broncano alucina

Todo puede ocurrir en La Resistencia. Y el Satisfyer se ha convertido en un protagonista más del programa. David Broncano tiende a sacarlo a colación y sus invitadas e invitados no se cortan a la hora de aplaudir los beneficios del aparatito sexual de moda. Y en esto que tocaba entrevistar a Natalia Molina y Mario Casas dentro de la promoción de Adiós, película que se estrena este viernes 22 de noviembre.

El caso es que andaba Natalia Molina explicando genéricamente las excelencias del Satisfayer cuando Mario Casas hizo la imitación. Sí. Como lo oyen. Mario Casas hizo una imitación con la boca de la succión precisa que hay que acometer para estar a la altura del Satisfyer. ¿Cómo se quedan?

Mejor que lo vean (y escuchen) ustedes mismos.

Ahí va.

Alto voltaje en el plató.

A este paso La Resistencia se va a acabar convirtiendo en un programa de sexología.

Llamen a la doctora Ochoa, por favor.

Y a Mario Casas se le ve bastante suelto en este ámbito. No como cuando le instan a hablar de política y se corta. Aunque el otro día opinó sobre Franco y todo. Pero no. Al actor no le gusta meterse en berenjenales políticos y lo dice claro. En lo del Satisfayer sí se mete.

Y si se pregunta el personal por qué Mario Casas no se quita la gorra tiene su explicación: asegura el actor que se ha cortado el pelo muy raro para un próximo proyecto y no quiere mostrar su cráneo en esas condiciones.

Por cierto, Adiós es una peli de acción dirigida por Paco Cabezas y que también cuenta en su reparto con Carlos Bardem y Ruth Díaz. Cinta de padre vengativo al estilo de las que se hacen en Hollywood, con ese Liam Neeson repartiendo hostias como panes. Por ahí le anda. Lo mismo está bien.

ADEMÁS: Cuando Mario Casas era un niño de anuncio

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Se cumplen cincuenta años desde que Mah Na Mah Na se convirtiera en acontecimiento pop a raiz de su irrupción en el show de Ed Sullivan. La canción más universal de los Muppets no es más que una improvisación gamberra a modo de scat, entre jazzística y surreal. Fue en1969 cuando Ed Sullivan comenzó a utilizarla en su programa y cuando se vio por primera vez el número con el que tres muñecos de trapo sedujeron al público.

Los Muppets poseen esa ternura que no caduca con el paso del tiempo.

Ver resumen Ocultar resumen

Mucho ha cambiado TVE desde 1978 hasta ahora. Una época en la que el Renault 5 y el Citroen CX eran los coches de moda y en la tele eran tendencia el bigote y la barba. 

Un 6 de diciembre de aquel año se votaba la Constitución y toda España estaba pendiente de qué saldría (si SÍ o si NO).

Los currelas todavía eran mayoritariamente hombres en las fábricas (y en casi todos los lados) y desayunaban un bocata de anchoas con queso regado con Soberano y los domingos se ponían Varón Dandy para oler bien.

Páginas