El mal recuerdo de Salma Hayek por una escena erótica

Muchas veces, al ver una escena sexual en una película cualquiera, el espectador o espectadora piensa: "Yo no sería capaz de hacer eso". Lo que no hace, habitualmente, es pensar si actores y actrices se sienten bien cuando tienen que ejecutar alguna de esas escenas.

Y la realidad es que a muchos y muchas no les resulta nada fácil acometer los momentos eróticos de un rodaje.

Un ejemplo es Salma Hayek, quien (más de 25 años después) ha confesado lo mal que lo pasó en la escena íntima que tuvo que rodar en Desperado. Subrayemos que tradicionalmente en el cine las actrices suelen exhibirse más que los actores a la hora del desnudo. Pero a lo que vamos.

ADEMÁS: El tremendo cambio de Rebel Wilson

Salma Hayek confesó su mal recuerdo en el podcast Armchair Expert, de Dax Shepard, donde ha detallado lo que considera una de sus peores experiencias como actriz. Una escena que, vaya por delante, no estaba en el guión original pero que fue añadida por la productora, tras ver la química de Salma Hayek y Antonio Banderas

"Cerraron el set y estábamos solo Robert (Rodríguez), Elizabeth (la esposa del director), Antonio y yo", pero de nada sirvió la intimidad porque justo antes de empezar a rodar, la actriz comenzó a llorar. "No podía dejar de repetir que no iba a poder hacerlo y que tenía miedo". 

Lo cierto es que, a pesar de que Antonio Banderas "fue un auténtico caballero, muy agradable, pero su espíritu libre" amedrentaba a la actriz. Eso sí, "a día de hoy seguimos siendo amigos, pero me asustaba que para él fuera como si nada y me asitaba porque nunca me había enfrentado a una situación así. Yo me sentía avergonzada por estar llorando". 

ADEMÁS: Así es Lila Grace Moss, la hija supermodelo de Kate Moss

La actriz también ha rememorado como actor y director trataron de hacerla reír para que se le pasara el disgusto pero fue imposible. Cuando intentaron volver a rodar, Salma Hayek volvió a romper en lágrimas nada más quitarse la toalla.

De hecho, quien recupere la escena, podrá ver que el montaje se hizo con cortes muy rápidos y esto fue porque le resultó imposible concentrarse por culpa de los nervios y el miedo. 

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Fue un género que tuvo su mejor momento en los 70 del pretérito siglo XX y luego se puso mucho por televisión, en las sobremesas, y después como vino se fue. Qué tiempos aquellos en que El coloso en llamas (1974) era una película navideña más. Para quien no lo sepa, El coloso en llamas trata de un edificio ultramoderno a prueba de todo accidente, rascacielos enorme donde los haya, que se incendia y queda la gente atrapada en los pisos superiores y ahí tiene que ir Paul Newman, que es arquitecto, a salvar a todo el mundo.

Páginas