Los CDR contra el Pequeño Nicolás (y viceversa)

Qué cosas tiene la convulsa actualidad. Las movilizaciones en Cataluña se cruzan con una celebridad chanante de nuestro ruedo ibérico. O sea, el Pequeño Nicolás (de profesión, sus cosas). Ha ido a Barcelona y en la estación de Sants se ha topado con los CDR y se ha liado un poquito.

Algún empujón, algún insulto y el Pequeño Nicolás de inmediato llamando a las televisiones para contar su caso.

Decían en los 60 que la revolución no sería televisada y nos da la impresión de que se equivocaron.

TODO es televisado en estos tiempos.

O retransmitido de algún modo. 

En Espejo Público han hablado con Francisco Nicolás y el Pequeño Nicolás asegura que avisó de su llegada a Sants y que la policía no hizo nada y que, además, tiene lesiones resultado de la bronca.

el-pequeño-nicolas-protegido-por-la-policia-en-barcelona

Al parecer, el Pequeño Nicolás ha querido expresar su parecer a los CDR que estaban manifestándose y el tono entre ambas partes, independentistas y el joven pícaro español, no ha sido muy amigable.

La policía ha acabado ayudándole a llegar al vestíbulo de la estación y a tomar el tren.

El propio Francisco Nicolás lo explica así en Twitter:

También dijo hace unos días el mismo personaje lo siguiente:

Somos Berlanga, Buñuel y el esperpento valleinclanesco. Así que pasa lo que pasa.

ADEMÁS: La (muy) rotunda solución de Ana Rosa Quintana para Cataluña

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Recomendaba Lenin acometer "el analisis concreto de la situación concreta" y con Sálvame hay que proceder de manera leninista y que no nos ciegue su hedor a escándalo, barbarie, machismo (lo dijo Paula Vázquez con toda la razón) y crueldad con el débil.

Ver resumen Ocultar resumen

"Se puede amenazar con palizas pero no enseñar un pezón. Bravo"

Páginas