Lo dejo cuando quiera supera a Dolor y Gloria

Bueno (buenísimo) debut en cines de la última película de Carlos Therón, Lo dejo cuando quiera, que se convierte en el mejor estreno español de este 2019. La cinta, protagonizada (entre otros) por Ernesto Sevilla, David Verdaguer, Carlos Santos, Amaia Salamanca y Cristina Castaño, conseguía superar la cifra del millón y medio de euros recaudados en taquilla durante su primer fin de semana.

Una cifra que coloca a la película de Mediaset como una de las más taquilleras del cine español de lo que llevamos de año y que, además, supera la que hasta ahora tenía el honor de ser el mejor estreno español de 2019, Dolor y Gloria, la última película de Pedro Almodóvar.

Durante su primer fin de semana en los cines, la película protagonizada por Antonio Banderas a las órdenes de Almodóvar había conseguido 1,2 millones de euros. Cantidad superada por la comedia de Mediaset que, hasta ahora, es la reina del cine español.

Mejor, incluso, que Dumbo

Unos buenos datos cosechados durante su estreno a los que, además, se suman otros. Según datos proporcionados por Comscore, Lo dejo cuando quiera consiguió atraer a más público a las salas, incluso, que otros títulos como Dumbo o la que está considerada por muchos como la nueva Crepúsculo, After (aquí empieza todo).

He aquí los datos:

¿Seguirá sumando más y más Lo dejo cuando quiera y se convertirá en la cinta (española) más vista de 2019?

ADEMÁS: Lo dejo cuando quiera, la premiere

Fotos: Lo dejo cuando quiera (Mediaset) y Twitter

Ver resumen Ocultar resumen

Ha anunciado esta semana que tiene cáncer. Pero la moral la conserva alta, intacta, como alguno de esos viejos vaqueros (Valor de ley, Comanchería) que ha interpretado a lo largo de su carrera. Es Jeff Bridges, un veterano majestuoso.

Padece un linfoma.

Lo anunció aludiendo a su personaje en El gran Lebowski (The Dude, El Notas).

Y aprovechó (en tan delicado momento personal) para animar a los estadounidenses al voto. Genio y figura.

Ver resumen Ocultar resumen

Ella tiene 9 años en la foto

Él había cumplido 11 cuando le robó el cinturón de campéon de Wrestling a su padre

La foto de ella se hizo en 1988

La de él, en 1983

ADEMÁS: Cosas que echamos de menos de los 90

Páginas