La petición de Javier Negre tras ser despedido: "Ahora no voy a tener la pasta de El Mundo"

Resulta que la dirección de El Mundo ha considerado que Javier Negre hacía "competencia desleal" y que no había lugar para sus críticas que el tertuliano hizo a la publicidad institucional así que el tertuliano ha sido despedido, se acabó lo que se daba.

La conmoción ha sido total en Twitter, donde hay quien ha descorchado champán aunque, claro, siempre hay partidarios del autor del Culebrón Alfonso Merlos que le aplauden y jalean.

Hay gente para todo.

De momento, Javier Negre se ha apresurado a hacer una petición y lo ha hecho con el desparpajo que le caracteriza. Sin disimulos. Atención.

¿Entendido?

A financiar el canal de YouTube de Javier Negre toca si quieres que pueda seguir con su tren de vida y acudir presentable a las galas del Starlite en su Marbella natal.

Reacciones al despido de Javier Negre

Naturalmente que ha habido numerosísimas reacciones al despido de Javier Negre. Una especialmente interesante se basa en el conocimiento real (no a través de las cosas que dice por ahí en sus tertulias e inventos) del personaje. El origen de Negre revelado por alguien que trabajó con él cuando comenzaba a subir escalones en El Mundo.

Lo de Gabana no lo sabemos pero damos fe de la experiencia de alguien que compartió tertulia con Javier Negre y vino preguntándose cómo una persona de tan ínfima inteligencia podía ser tomado en serio. Se lo explicó cuando al día siguiente le sentaron junto a Alfonso Merlos.

Sea como sea, anunciada la noticia del despido se hizo TT el cariñoso hashtag #AdiósCondenas en el que se homenajeaba a Negre por el alias que algunas y algunos utilizan para referirse a él debido a unos problemillas con la justicia que tuvo el ex integrante de la plantilla de El Mundo con una entrevista que hizo de aquella manera, medio inventándosela y tal.

La cuestión es que Javier Negre se creció durante lo más crudo de la pandemia, voceando cuando la gente normal estaba en casa, asustada y guardando confinamiento, lanzándose en brazos de Vox sin disimulo. Ahora ese frenético hooliganismo le ha pasado factura.

¿Seguirá tertulianeando Javier Negre para Ana Rosa Quintana?

La conductora del programa de la mañana en Telecinco no parece estar molesta con las cosas de Negre, igual que consiente a Inda sus demenciales diatribas.

Pero ¿quién sabe?

Javier Negre necesita vuestro dinero porque "ahora no voy a tener la pasta que me pagaba El Mundo". Y habrá quien se rasque el bolsillo para mantenerle en el candelero. Insistimos en que hay gente para todo.

ADEMÁS: Lecciones de (anti)periodismo por Javier Negre

 

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando un grupo pop se convierte en bandera de cierta clase social o segmento ideológico no hay manera ya de hacer un juicio serio sobre sus canciones. Sucede con Bertín Osborne (¿recuerda alguien cuando Amor mediterráneo sonaba en Los40) y con el Miguel Bosé de la plandemia y, claro, con Taburete.

Páginas