La loca visita de Johnny Depp a San Sebastián

Ha sido la estrella de este domingo en San Sebastián, el icono hollywoodiense con el que el festival ha demostrado que sigue convocando a los grandes nombres de la industria cinematográfica mundial. Aunque Johnny Depp va a su aire y, según las crónicas, ha hecho sudar sangre a los organizadores del festival porque ha llegado un par de horas tarde a sus citas con la prensa, se ha paseado por la ciudad dando espectáculo a los fans y ha pretendido, en todo momento, divertirse como si hubiese acudido a una fiesta con amistades irrevocables en vez de a un evento con horario y agenda.

Su actitud se entendía si teníamos en cuenta que Johnny Depp ha presentado en San Sebastián un documental sobre Shane McGowan, líder del grupo británico The Pogues y verdadero creyente en la religión del alcohol, la fiesta y el desfase.

El título del documental es Crock of Gold: A few rounds with Shane MacGowan y ha sido producido por el actor de Piratas del Caribe y aparece en la cinta bebiendo y conversando con Shane McGowan, quien a sus 62 años está postrado en una silla de ruedas pero sigue dándole al trago.

Citamos de nuevo las crónicas sobre el paso de Johnny Depp por San Sebastián y dicen que recibió a los periodistas en su suite bebiendo copas de txakolí y que daba la impresión de que quiso rendir homenaje a Shane McGowan mediante la ingesta continuada de espirituosos.

Con medida, sin pasarse como en aquellos premios en que salió un poco perjudicado y se le notó mucho.

Dirige el documental sobre Shane McGowan el vetereano Julian Temple, autor de documentales clásicos sobre la cultura pop como El gran timo del rock&roll.

No sólo conversa el líder de The Pogues con Johnnyt Depp sino también con gente como Gerry Adams, dirigente histórico del Sinn Féin.

 

Y Johnny Depp ha sido el Johnny Depp salvaje que necesitaba San Sebastián para salir del muermo. Desde las bacanales al límite de Willem Dafoe, a quien (dicen) te podías encontrar por la mañana durmiendo la mona en la playa de la Concha, sobre la arena y con el traje arrugado, no se había visto algo tan estimulante.

Eso cuentan.

ADEMÁS: Las 100 películas imprescindibles para todo ser humano

Ver resumen Ocultar resumen

Decir que el cine ha cambiado, desde que diera sus primeros pasos a finales del siglo XIX, es quedarse muy corto.

A lo largo de 125 años, Hollywood se ha convertido en el teatro de los sueños planetario, el lugar donde millones de personas proyectan sus anhelos y esperanzas o, sencillamente, donde se evaden de su día a día, para disfrutar de todo tipo de fábulas audiovisuales. 

Ver resumen Ocultar resumen

Estamos hablando de una película perturbadora que se estrenó allá por 1958 en la España franquista como filme policíaco aunque contenía mucho más. Dirigía Ladislao Vajda, huído de la Hungría comunista y acogido en nuestro país para rodar obras maestras como Marcelino Pan y Vino, Mi tío Jacinto o Un ángel pasó por Brooklyn. Ladislao Vajda lograba siempre (o casi siempre) introducir en los márgenes de sus obras un factor inquietante, que escapaba a la propaganda o censura impuestas por el franquismo.

Ver resumen Ocultar resumen

Que el kilo de actriz y actor español cotiza al alza en todo el mundo, es un hecho.

Pero no de ahora, gracias a la eclosión de series como La Casa de Papel o Élite, sino de mucho antes, como ha confirmado Blanca Suárez

La actriz visitaba El Hormiguero, junto a Javier Rey, para presentar su última películaEl verano que vivimos, que llegará a los cines el 4 de diciembre, tras retrasarse un mes la fecha de lanzamiento. 

Páginas