La inesperada polémica de Leticia Dolera y las camas grandes

¿Alguien se acuerda cuando Twitter era un sitio amable y divertido? No, ¿verdad?

Cuesta imaginar la red del pájaro azul sin su buena dosis de odio y asco diario, incluco más allá de los discursos políticos habituales. 

Esto viene al caso por un comentario que hizo Leticia Dolera que se ha convertido en una polémica inesperada

La actriz y directora se atrevió a opinar sobre las camas de matrimonio en un tuit. 

ADEMÁS: Conoce las 50 películas más populares

"Igual podríamos empezar a llamar a las camas grandes, "camas grandes" y no "camas de matrimonio". En qué hora. 

Se puede estar o no de acuerdo con ella, se puede tomar más o menos en serio el comentario, incluso se puede obviar el tuit e ir a otra cosa. Pero no, Twitter es ese sitio donde hay que opinar de todo, sobre todo opinar con insultos y menosprecios. 

Echar un vistazo a lista de respuestas y comentarios al tuit es asqueroso. Vomitivo

Es cierto que Leticia Dolera, por su posicionamiento político, levanta ampollas en gran parte de la derecha mediática, también en la izquierda más reaccionaria, pero esto ya parece demasiado

Si alguien, a estas alturas, sigue pensando que la pandemia nos hará mejores, está en un error más grande que los terraplanistas. 

Eso sí, al menos la propia Leticia Dolera se toma las cosas con filosofía, como ha demostrado en otro tuit horas más tarde. 

Santa paciencia

Fotos: Gtres

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Ver resumen Ocultar resumen

Cosas divertidas que discurren por Twitter bajo el torrente de puñetazos, mal rollo e insultos coloreados en que se ha convertido esta red social. Gracias a @dromuz por descubrirnos cómo sería nuestra clase política si se fundieran sus rostros.

Por ejemplo, arriba lo vemos parcialmente, Pedro Sánchez y Zapatero.

Dos presidentes unidos fisonómicamente y un resultado inquietante.

Como inquietantes son la mayor parte de los resultados.

Véase el hilo.

Ver resumen Ocultar resumen

De repente, Dolly Parton. Diva de la americana music (o, si preferimos, el country) que se ha convertido en icono inmortal de una cierta forma de entender los Estados Unidos. Porque ella es la felicidad despreocupada de las canciones, la fama y el bourbon de los mejores días, un aire caricaturesco a lo Mae West y la inteligencia certera de quien lleva un largo recorrido en la farándula. Dolly Parton tiene 74 años y sigue en la brecha.

Páginas