La crítica francesa machaca la serie 'Emily en París' por usar todos los clichés

"Tras aceptar el trabajo de sus sueños en París, Emily Cooper, ejecutiva de marketing en Chicago, estrena una vida de aventuras mientras compagina trabajo, amistad y amor"

Si tiramos de sinopsis, la nueva serie de Netflix, Emily en París, huele a peli de tarde de domingo en Antena 3 que tira de espaldas. Eso sí, cambiando París por Leipzig o cualquier otra ciudad alemana. 

No obstante, en este caso, Netflix ha elegido la capital francesa para que Lily Collins se mueva durante una temporada completa. Y, por lo visto, ha sido un error manifiesto

ADEMÁS: La transformación de Cameron Diaz

Y lo ha sido porque no ha habido un sólo medio especializado francés que no cargue contra la ficción, por usar todos los clichés habidos y por haber en Francia. 

"En pocas ocasiones hemos visto tantos clichés sobre la capital francesa, salvo los episodios en París de Gossip Girl, o el final de El Diablo se viste de Prada", afirman desde RTL

Más contundentes son en Sens Critique: "Los guionistas llegaron a dudar unos minutos sin poner una baguette bajo el brazo de cada francés o, incluso, una boina para distinguirlos. Lo que sí han hecho es que todos fumen y les guste jugarse la vida más de lo normal". 

Por su parte, desde Premiere señalan que en la serie "todos los franceses son malos, vagos, nunca llegan a la oficina a su hora, les encanta flirtear y no entienden lo que es el concepto de lealtad. Además, son sexistas y retrógrados y su relación con la higiene es cuestionable. Sí, no han perdonado un solo cliché, ni siquiera los más leves"

ADEMÁS: Las 50 mejores canciones latinas de la historia

Lo curioso es que la crítica, en este caso, coincide con los espectadores. No hay más que echar un ojo a AlloCiné para comprobar que algunos franceses ya definen la serie como "deplorable", tras ver en la misma un París de "moda, amor y croissants", algo demasiado reduccionista para una de las ciudades más relevantes de Europa. 

"Podría haber sido genial si no hiciera una caricatura de los franceses. Nos describe como sucios, arrogantes, vagos, amargados, miserables... Eso sí, tenemos la suerte de que esta joven norteamericana llega para explicarnos cómo funciona la vida. Me pregunto por qué hay actores franceses en esta serie. Es deplorable". 

Curiosamente, ahora casi que hay más ganas de verla que antes, ¿verdad? 

Fotos y vídeo: Netflix

Ver resumen Ocultar resumen

La colaboración entre David Fincher (el director de Seven o Zodiac) y Netflix es fructífera y satisfactoria para el público y la crítica. Mindhunter es una serie fabulosa  y Mank, película que homenajea al viejo Hollywood, nos aburrió bastante pero tiene todas las papeletas para triunfar en los Oscar. Y ahora David Fincher prepara para Netflix la adaptación de The Killer, cómic francés con guión de Matz y dibujo de Luc Jacamon.

Ver resumen Ocultar resumen

La nostalgia sigue funcionando

No hay más que echar un ojo a Hollywood y ver como reboots, remakes, rehogados y refritos siguen teniendo una presencia más que relevante en proyectos venideros. 

Lo cierto es que no hace falta irse tan lejos para darse cuenta que lo de antaño sigue funcionando. Por ejemplo, en Telecinco llevan 20 años con la misma parrilla y las mismas caras, y ahí siguen liderando mes a mes las audiencias. 

Ver resumen Ocultar resumen

Éramos pocos en la batalla del streaming y se sumó Tim Burton

Si algo ha quedado claro desde hace tiempo, es que la delgada línea que separaba cine y televisión, ha desaparecido. Hollywood hace tiempo que abrazó el nuevo formato de consumo, aunque le cueste admitirlo, y las vacas sagradas que antes se negaban a hacer series, están cambiando de idea a base de billetes, libertad creativa y proyectos más que interesantes. 

Páginas