La contribución de Dolly Parton a la lucha contra la Covid 19

De repente, Dolly Parton. Diva de la americana music (o, si preferimos, el country) que se ha convertido en icono inmortal de una cierta forma de entender los Estados Unidos. Porque ella es la felicidad despreocupada de las canciones, la fama y el bourbon de los mejores días, un aire caricaturesco a lo Mae West y la inteligencia certera de quien lleva un largo recorrido en la farándula. Dolly Parton tiene 74 años y sigue en la brecha. Incluso se ha publicado que estaría dispuesta a posar para la revista Playboy, que sobrevive (de aquella manera) en formato digital.

Pero Dolly Parton ha sido noticia esta semana por otra cosa.

Por su contribución a la lucha contra la Covid 19.

Una contribución que no es abstracta sino cuantificable.

Dolly Parton ha donado un millón de dólares a la investigación de la cura contra el virus que tiene en jaque al planeta.

Un millón de dólares.

Eso es generosidad.

El dinero ha ido a parar a Moderna, quien tiene una de las vacunas más avanzadas y que, se confía, podrá en 2021 ser distribuida.

Según publicó The New York Times, Dolly Parton donó ese millón de dolares a través de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tenneesee, bajo el nombre Dolly Parton COVID-19 Research Fund,

Todo un ejemplo de compromiso y un signo de lo que decíamos: la felicidad de ser Dolly Parton y seguir creyendo en el sueño americano. Aprovechamos para reivindicar la versión original de I Will Always Love You que cantaba Dolly Parton frente a la hiperventilación de Whitney Houston en El guardaespaldas. Sí, es mejor la de Dolly Parton, que no se entrega a delirios semioperísticos sino que elabora sus gorgoritos emocionantes de otra manera. Pasen y vean.

Luego está la trayectoria fílmica de una Dolly Parton con títulos como La casa más divertida de Texas (junto a Burt Reynolds -casi nada-), Cómo eliminar a su jefe o Rhinestone. En esta última compartía elenco con Sylvester Stallone. Todo en los 80, para solaz de la taquilla americana y un poco la del mundo entero aunque en USA tenía más tirón.

También sale Dolly Parton en Magnolias de acero, homenaje al sur de Estados Unidos en forma de prototípico melodrama aunque con Sally Field y Julia Roberts, cosa que introduce siempre un altísimo interés.

Y nada más.

Que si hay vacuna será, entre otras cosas, gracias a Dolly Parton.

Dios la bendiga.

ADEMÁS: La conexión entre Miley y Dolly Parton

 

 

Ver resumen Ocultar resumen

Cuando un grupo pop se convierte en bandera de cierta clase social o segmento ideológico no hay manera ya de hacer un juicio serio sobre sus canciones. Sucede con Bertín Osborne (¿recuerda alguien cuando Amor mediterráneo sonaba en Los40) y con el Miguel Bosé de la plandemia y, claro, con Taburete.

Ver resumen Ocultar resumen

Que el humor tiene un fondo trágico no resulta ninguna novedad. Todos los grandes de la comedia lo han sabido. Lo sabe Ignatius Farray y lo expresa en sus memorias Vive como un mendigo, baila como un rey. En ese libro menciona (claro) a Richard Pryor, cuya terrible infancia y juventud cocieron a fuego lento un talento humorístico sin precedentes. Y, sin embargo, aquel cómico afroamericano de éxito, que coleccionaba éxitos de taquilla junto a Gene Wilder en la década de los 80, fue un hombre atormentado.

Páginas